17 de Noviembre de 2018

A+ A A-

CRECER DE GOLPE

Valora este artículo
(0 votos)

Medios

{blip}
{/blip}

Las barnaclas cariblancas son gansos migratorios.

Anidan en los acantilados escarpados e inaccesibles de Groenlandia o las islas Británicas.

Así protegen a sus polluelos de los depredadores como el zorro del ártico y el oso polar.

A los tres días los padres se alejan y los polluelos totalmente indefensos e incapaces de volar, deben atravesar una prueba de valor. Tienen que saltar al vacío para encontrar a su madre y comenzar a alimentarse.

Por su escaso peso y el mullido plumaje, la mayoría sobrevive aunque con algunos magullones. Ese es el punto de partida de su existencia.

Parece una forma cruenta de aprender. Apenas nacen no reciben alimento y tienen que transitar una prueba de fuego.

El desafío parece más grande que sus recursos, sin embargo es la única forma de sobrevivir que encuentran: Crecer de golpe.

La mayoría de los hombres prolonga la etapa de cría y evita confrontar a sus hijos con sus travesías y desafíos. Generalmente esta sobreprotección los debilita.

¿Cuál es el momento propicio para abandonar el nido? Seguramente antes de haberlo decidido.

Contacto: www.facebook.com/claudiopensoconsultores

claudio@claudiopenso.com
www.claudiopenso.com 

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar