19 de Julio de 2018

A+ A A-

FEROMONAS

Valora este artículo
(0 votos)

El término feromona proviene del griego y significa llevar excitación.

Todos los seres vivos segregan estas sustancias químicas.

Las producen los sistemas glandulares y en determinadas circunstancias son vaciadas al exterior casi siempre en forma voluntaria.

El propósito es provocar comportamientos específicos en individuos no sólo de la misma especie sino excepcionalmente de otras.

En zonas áridas, algunos árboles lanzan sus feromonas cuando son atacados por orugas, los pájaros carboneros las huelen y acuden presurosos al llamado.

Otra curiosidad es que se ponen en acción cuando hay más de un individuo. Son un mecanismo de transmisión de señales aéreas que facilitan la conexión.

Por ejemplo, algunas mariposas detectan a sus parejas potenciales a 20 km. Son un medio de comunicación social para algunos insectos.

Las hormigas emiten una feromona de organización social, comparten información sobre los niveles de alimentos y necesidades de la reina.

Algunos ratones jóvenes las emiten como advertencia para comunicar que todavía no están maduros.

Los hombres continuamos emitiendo las mismas señales ancestrales de comunicación espontánea, sin embargo hemos hecho demasiadas maniobras para enmascararlas y neutralizarlas.

Nuestras feromonas son signos vitales, verdaderos que no deben perfumarse, porque son en sí mismas la esencia de nuestra intensidad perdida.

 

Contacto: www.facebook.com/claudiopensoconsultores

claudio@claudiopenso.com
www.claudiopenso.com 

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar