22 de Mayo de 2018

Usar nuestro SAR

Valora este artículo
(0 votos)

Nuestro cerebro es un radar muy poderoso, recibe mientras vivimos una cantidad inmensa de información de todo cuanto pasa, no sólo fuera sino dentro de nosotros.

Necesita un filtro para no explotar: SAR (Sistema de Activación Reticular).

Escoge únicamente lo que necesitamos, lo que nos interesa, lo que hemos decidido que queremos. Es como el genio de la lámpara, sólo espera instrucciones. Funciona en forma selectiva alumbrando aquello en lo que pusimos la atención.

Si estamos pensando en zapatos negros acordonados, los veremos todo el tiempo en la calle y en las vidrieras.

Si decidimos por una marca de auto, nos aparecerá continuamente en el fragor del tráfico.

Funciona igual en sentido inverso, cuando tememos algo y queremos que no ocurra. Los pensamientos negativos y positivos tienen el mismo magnetismo.

El SAR es un instrumento muy potente, pero sólo puede encontrar medios para lograr aquellos fines que busca. La claridad es imprescindible para que pueda concentrar sus energías y alinear todos sus esfuerzos hacia un rastro.

Nuestra contribución es enorme si podemos pensar en metas concretas, detalladas, precisas.

¿Si tenemos un socio que hace consciente lo que deseamos, por qué no se producen más sucesos felices en nuestra vida? Porque pensamos demasiado en el CÓMO y anteponemos a nuestras oraciones la palabra NO.

Contacto: www.facebook.com/claudiopensoconsultores

claudio@claudiopenso.com
www.claudiopenso.com

Más en esta categoría: « LOS GITANOS DEL MAR

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar