18 de Noviembre de 2018

A+ A A-

Mejorar el inventario y bajar los costos de stock

Valora este artículo
(2 votos)

Generalmente las empresas optan por aprovechar descuentos por comprar en cantidad o por comprar por anticipado, y lo hacen tan a menudo que suelen llenar enormes espacios con todo este inventario.

El problema está en que esta “compra mayorista” puede ser excesiva y resultar contraproducente para los costos de la empresa. Por supuesto que están comprando más para obtener un mejor precio o pelear contra la inflación, pero quizás lo que se estén ahorrando en el precio se lo gasten en otro tipo de costos, como por ejemplo:

• Si es un inventario costoso y que además tiene baja rotación, o no se sabe si se va a vender fácilmente, este exceso está congelando dinero líquido que podría utilizarse para otra cosa.

• El stock requiere espacio de almacenamiento, y según el tamaño de los artículos puede ser que requiera demasiado. Quizás hasta se esté pagando un local extra para poder colocar todo el inventario, en lugar de utilizarlo como show room, local de venta o alquilarlo y sacar una renta.

• El inventario no sólo ocupa espacio sino también puede ser inseguro, ya que puede atraer a robos, incendios y accidentes de los empleados si no está bien ordenado y asegurado.

• En caso de tener que asegurar el inventario, se incurre en un costo extra también.

• El inventario disponible debe estar bien contabilizado, sino puede confundir a los vendedores en el caso que no tengan acceso a las existencias y por consiguiente no llegar a venderse nunca porque se desconoce.

• Si se dispone de lugares especiales para este inventario, ir a buscarlo cada vez que el cliente lo solicita requiere que los empelados tengan que dedicar tiempo a moverse hasta ese lugar y traer el producto, lo que puede generar accidentes, robos, pérdida de tiempo del personal, gastos de flete y pérdida de clientes ansiosos que no quieren esperar.

• Depende que tipo de mercadería se esté comprando en cantidad, algunos productos pueden vencerse con el tiempo, pasar de moda o arruinarse con el polvo, goteras o el manoseo propio de un depósito.

Con todo estos ejemplos (y seguramente faltan varios más), puede que alguno sea común en tu empresa, y te estés preguntando cómo resolverlo. Antes de tomar una decisión, recomiendo primero hacer una análisis de situación y obtener la siguiente información: tratar de monetizar todos los costos en que se puede estar incurriendo por disponer de este exceso de stock, evaluar contra el ahorro previsto al momento de la compra, analizar la rotación o cantidad de productos vendidos por mes y cuánto tiempo estarían el inventario en el depósito hasta acabar el pedido, seleccionar cuáles productos pierden valor con el tiempo, evaluar qué productos son los más vendidos, cuáles podrían ofrecer más marcas/estilos y cuáles podrían discontinuarse o reducirse.

Con esta información será más fácil decidir cómo seguir comprando, luego vendrá analizar cuándo seguir comprando, es decir, cuándo renovar el stock. Son herramientas útiles en este sentido el cálculo del stock de emergencia, el kanban y el justo a tiempo. ¿Lo dejamos para otra próxima nota?

Espero te sean útiles estos consejos; dejá tu comentario o contactame a Luciana@biztorming.com.ar

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar