21 de Julio de 2018

A+ A A-

BENEFICIOS DEL COACHING ONTOLÓGICO

Valora este artículo
(1 Votar)

¿Por qué es un valor agregado para tu empresa? El Coaching Ontológico es la apertura a una nueva reinterpretación de quiénes somos y quienes queremos ser.

Es una nueva interpretación del observador que somos.

De acuerdo a como observamos e interpretamos el mundo, se cierran o se abren nuestras posibilidades de acción. Es decir que nuestros resultados actuales, nada tienen que ver con nuestro potencial de lo que aun no sabemos que somos. “Solo sé que nada sé”. El coaching nos advierte de la gran posibilidad que somos y trabaja en lo que “no sé que no sé”. Como dice William Shakespeare: Sabemos lo que somos, pero aun no sabemos lo que podemos llegar a ser.

Esta interpretación ontológica (del ser) nos aporta la posibilidad de reinterpretar el mundo en términos de nuevas posibilidades, y con respecto a lo que no sabemos aun que podemos producir.
El coaching interpreta que los seres humanos se crean a sí mismos en el lenguaje y a través de él, en donde nuestras conversaciones son la clave para entender como somos los seres humanos. El coaching trabaja en el entrenamiento del “Ser” y de sus nuevas posibilidades.

¿Por qué el Coaching el produce resultados extraordinarios en lo empresarial y personal?

Cuando una empresa advierte que sus resultados no son los deseados, es importante reconocer la importancia que implica el proceso del cambio, en vez de limitarnos a más de lo mismo.
El coaching es una herramienta fundamental y eficaz para mejorar el desempeño entre ejecutivos y empleados, y entre equipos que deben coordinarse para producir un resultado efectivo en conjunto. El Coach es un facilitador, un agente de cambio, que identifica y detecta las anomalías que están dificultando la coordinación general de la gestión, como así también el trabajo en equipo. Es consciente que el poder está en las relaciones y en cómo nos relacionamos.

El Coach escucha para la posibilidad de lo que se puede transformar en la invención de nuevos futuros. Una de las dificultades comunes que se presentan en la cultura empresarial y de las pymes, es que se proyecta el futuro en función de las estadísticas del pasado, y esta manera de interpretar el futuro limita la capacidad de accionar, de inventiva y creatividad y produce más de lo mismo. En cambio el Coaching desafía el sentido imperante actual, rompe con las barreras de la predicción de lo que será, para trabajar en la creación de que podría llegar a ser, es decir visualiza el futuro rompiendo con el pasado, y sabiendo que en la creación no hay límites. Es decir enseña a los líderes a ser creadores de la realidad en vez de vivir en función de las circunstancias y de los obstáculos que le impiden realizar sus resultados.

El coach trabaja en la cultura empresarial y cómo ésta se relaciona con los resultados que desean generar, identificando los límites que hay que transformar. Es un observador diferente de la realidad, porque detecta las nuevas opciones y alternativas que no estaban pensadas hasta ese presente.

¿Por qué es importante hacer previamente un buen diagnostico de la realidad actual?

Cuando hablamos de Coaching empresarial es importante destacar la importancia que tiene el saber realizar un buen diagnostico, ya que en ese proceso se puede escuchar lo que está faltando, y detectar las habilidades, destrezas y sensibilidades que se deberían desarrollar para poder producir un equipo líder para el diseño del nuevo futuro, es decir pasar de la situación actual al proceso de cambio para llegar al futuro deseado. Como así también identificar lo que hay que lograr para que el cambio y el aprendizaje ocurran.

El coach nos asiste y ayuda a cuestionar la manera en cómo observamos la realidad, y las oportunidades que se nos abren a partir de cambiar el observador que somos de la realidad para mirar el mundo en términos de nuevas posibilidades y oportunidades que enriquecen nuestros resultados.

Tanto en el coaching organizacional como en el personal el eje fundamental es la comunicación, ya que este se basa en el compromiso del escuchar efectivo y el hablar. El coach asiste en el desarrollo de competencias conversacionales que incrementan la capacidad conversacional y la escucha efectiva. El coach trabaja en la creación de resultados extraordinarios para fomentar la creatividad e innovación. Un buen coach produce el hacer de una historia, para que las cosas pasen en vez de que impidan su intención.

Como dice Sarah Ban Breathnach: “El mundo necesita soñadores, el mundo necesita hacedores. Pero, por sobre todo, el mundo necesita soñadores que hacen”.

El coaching trabaja con las emociones y la emocionalidad, y enseña a construir la fortaleza emocional que se requiere para la movilización hacia nuevos futuros, como así también a comprometerse con los estados de ánimo de ambición, en vez de ser dominados por los estados de ánimos negativos que impiden nuestra realización.
El coach trabaja en ¿qué es lo que quisieras lograr? ¿Qué es lo que está faltando? ¿y cuando se producirán los resultados?
Las capacidades, habilidades y sensibilidades que se incorporan y se desarrollan a través del coaching pueden adquirirse también para la vida personal en la invención de nuevos mundos.

Si te intereso este artículo, por favor compartilo con otros

 

Contacto: ana@opulenceproducciones.com

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar