22 de Agosto de 2018

Banner Principal 01 - Matias Perazzo
A+ A A-

EL LIDERAZGO DE LA NUEVA GENERACIÓN

Valora este artículo
(2 votos)

Parte dos. En mi artículo anterior, parte uno, he escrito sobre cuáles son las características de la generación Millennials, sus fortalezas y debilidades en el liderazgo, para que nuestra generación, llamada X Y ó Baby boomers pueda comprender mejor nuestras diferencias en el liderazgo.

En primer lugar, cabe destacar, que para recrear confianza en la relación con esta nueva generación de líderes llamada Millennials, es necesario saber reconocer y aceptar las diferencias de prácticas en el liderazgo y sus demandas, para lograr la construcción de un equilibrio entre ambas generaciones y el aprendizaje de ambos. 

Según estadísticas realizadas y un artículo publicado en el Diario La Nación, las demandas en lo laboral de la nueva generación llamada Millennials son:

1. Un líder a quien respetar
2. Trabajar con compañeros con quienes puedan disfrutar y socializar
3. Lograr un buen balance entre lo laboral y lo personal
4. Que la empresa demuestre responsabilidad social
5. Que el viaje al trabajo requiera poco tiempo y que la oficina sea agradable
6. Que se les permita usar la última tecnología en el trabajo (esto incluye las redes sociales)

La pregunta es: ¿Qué hacer entre la brecha que hay entre una generación y otra? ¿Como consolidar los diferentes estilos de liderazgo? 

Tips para la gestión del nuevo mileno.

• Romper con el paradigma de que Líder es aquel que todo lo sabe y lo puede.

• Aprender a escuchar a los empleados implica que sus juicios y opiniones sean valorados. Cuando los empleados se sienten escuchados perciben que son importantes y respetados.

• Saber crear confianza en las relaciones implica conocer a los empleados, es decir aprender a ser sensibles a sus necesidades y progreso.

• El escuchar efectivamente para proporcionar reconocimiento a los otros con las acciones solidarias y el incentivo a las mismas. La escucha es una habilidad que se desarrolla para la posibilidad de lo que podemos hacer en conjunto.

• Lograr un equilibrio adecuado que le permita a los empleados aprender a liderar, y así demostrar sus capacidades, es decir, apostarle al empleado a que pueda obtener los resultados. El relacionarse con las personas como si fueran poco fiables no incrementa su capacidad ni provee un estado de ánimo favorable.

• Permitir a las personas tomar decisiones acerca de su trabajo es el corazón del empowerment y el alma del compromiso de los empleados. Esto implica el saber observar y reconocer sus habilidades y su capacidad de comprometerse.

• Ofrecer programas de entrenamiento en liderazgo para asegurar que los empleados tengan las habilidades necesarias para ejercer el liderazgo y así participar comprometidamente en la reinvención organizacional. Es imprescindible el aprendizaje para poder generar una cultura comprometida con la innovación y la creación de resultados extraordinarios.

• Como dice Virginia Burden: "La cooperación es la convicción plena de que nadie puede llegar a la meta si no llegan todos".

• Proporcionar una estructura en donde el liderazgo pueda surgir de las prácticas del compromiso mutuo y de las condiciones de satisfacción de ambos. Provocar al desafío de sus capacidades y al incentivo de su imaginación. Saber definir claramente las tareas y evaluar el progreso a través de los resultados comprometidos.

• Incentivar su espíritu emprendedor y la afinidad con la creación de redes que posee la nueva generación, lo que puede proporcionar muchas ventajas para la empresa y la construcción de sus equipos. 

• Aprender a pedir feeback, es decir, comprometerse en escuchar los juicios de otros con respecto a mis ideas, prácticas y decisiones para evolucionar. El distinguir esta práctica como fundamental a la hora de ejercer el liderazgo y de la cultura organizacional.

• Aprender a saber pedir ayuda a la red para consolidar un equipo flexible frente a la prueba y error y los cambios. Saber pedir a tiempo retroalimentación cuando no se llega a los resultados.

• Trabajar en la construcción de los equipos ya que esto permite a otros miembros del personal aprender a colaborar más con los demás. Los empleados que se comprometen con la coordinación del equipo son más eficaces, creativos y productivos. Es decir que ejercer el liderazgo también implica del líder, el compromiso con el resultado general del equipo.

• Una causa “relevante” es aprender a ser un líder que los demás quieran seguir. Es decir, sus prácticas en el liderazgo mostraran si es ejemplo a imitar. 

Contacto: ana@opulenceproducciones.com 

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar