18 de Noviembre de 2017

Banner Principal 01 - Matias Perazzo
A+ A A-

LA IMPORTANCIA DE CREAR NUEVAS REALIDADES

Valora este artículo
(5 votos)

“Hacer historia no es librar batallas o ganar elecciones. Hacer historia es involucrarse responsablemente en la transformación de las prácticas cotidianas establecidas en nuestra cultura”, Fernando Flores.

Pensando en mi próximo artículo de la semana recordé a uno de mis amigos y maestro en el ámbito de la filosofía del lenguaje, y Co-fundador junto al biólogo Humberto Maturana, de la disciplina del Coaching Ontológico, y con quién tuve el privilegio de entrenarme en mi profesión y trabajar en algunos proyectos en la Argentina entre los años dos mil y dos mil cuatro.

Gracias a sus aportes de más de cuarenta años de investigación y trabajos garantizados en la transformación de las prácticas sociales y culturales, Fernando Flores ha fundado una nueva disciplina para el diseño de organizaciones conocida con el nombre de Business Process Design.

Según sus observaciones, las personas tendemos a interactuar dentro de cuatro diferentes niveles de acción.

_El primer nivel él lo llamo el de la “banalidad”: Es el que se expresa cuando nuestras conversaciones se tejen únicamente en torno a las opiniones y en las que nadie toma un riesgo. Es decir que opinamos por lo que los otros dicen sin importar quién lo dice y sin siquiera poder afirmar si es un hecho. Las opiniones irresponsables de las cuales no nos hacemos cargo porque otros las dicen. 

_Un segundo nivel lo llama el ¨compromiso con la estética”. Podemos citar como ejemplo a Borges, él se comprometió con ser Borges, su compromiso con la literatura fue más allá de las propias fronteras, transcendió sus propios límites. Se comprometió en recrear una identidad universal. Este reconocimiento literario mundial que él obtuvo deviene de un trabajo profundo con su obra e identidad, independientemente que nos guste o no nos guste su estilo. Decir Borges es Argentina. Podemos citar muchísimos casos argentinos en diferentes ámbitos que han podido construir una identidad relevante y confiable.

_En el tercer nivel se encuentran las personas que se comprometen con ser ¨ciudadanos de una institución”. Serian quienes tienen vocación por el servicio público: un buen ministro, un buen presidente, un buen gendarme, un buen bombero y otros. Para poder ser cualquiera de estas cosas es necesario tener el sentido del bien público, saber que probablemente uno no va ser rico ejerciendo la profesión y que los riesgos que se toman son enormes. De éstas personas, Fernando Flores dice que tienen sentido patriótico y de servicio a la comunidad.

_El cuarto nivel es el que ¨encarnaron nuestros próceres”. Se refiere a aquellos que fundaron y formaron la patria, quienes asumieron en su momento el riesgo por algo que ellos no iban a ver. En ellos estaba presente la relación con lo finito y lo eterno. En aquellas épocas crear un país era una posibilidad, no una certeza, y eso tiene que ver con lo eterno. Esto implica que uno tiene que tener un desespero, una angustia buena para transformar lo que creemos que vale la pena, para que las nuevas generaciones puedan vivir en un mundo mejor que del que hoy vivimos y generamos. Está relacionado con lo que podemos aportar en función de todos nosotros y de las futuras generaciones.

_El reconocernos en éstos distintos niveles nos da la posibilidad de ampliar nuestro horizonte y observar en que niveles nos movemos para resolver esa angustia que a veces sentimos los argentinos por lo que nos pasa. Por otra parte, el ser protagonistas no implica tener que saber todo para comenzar a accionar, al contrario, como dice Sócrates: ¨Yo sólo sé que nada sé¨. A partir de esa declaración poderosa podemos vislumbrar que hay un espacio de apertura para lanzarnos a la construcción de lo que podemos recrear desde el devenir. En algún momento, el emprendedor debe atreverse a estar en minoría y decir: Esto no funciona y lo puedo probar aceptando la incertidumbre que implica lo nuevo, porque esta siempre al borde de algo que no sabe, porque está haciendo algo que aún no existe. Como dice M. Gandhi "Hay que transformarnos en el cambio que queremos ver en el mundo"

_La pregunta es: ¿Cómo construir mi identidad? El aprender a distinguir entre quiénes somos como historia hasta éste momento de nuestras vidas, y quiénes somos como posibilidad de un futuro imaginado? ¿Quién soy yo en ese futuro imaginado? ¿Cuán dispuesto estoy a accionar para que el nuevo futuro ocurra? ¿Quién soy yo en ese juego? Este es el principal espacio de diseño.

_Esta reflexión nos brinda la posibilidad de mirarnos desde la perspectiva del futuro y nos permite tomar acciones para declarar quiénes somos desde ese futuro imaginado. Nuestra identidad no es asunto de una declaración privada. Nosotros construimos nuestra identidad en nuestras conversaciones públicas y con nuestras acciones. El regenerar la confianza para comprometernos con las prácticas lingüísticas que transforman nuestra realidad y que en mis artículos anteriores he desarrollado.

_Como dice Fernando Flores: “Es través del lenguaje que inventamos mundos, inventamos nuestra identidad y realidad.”

Breve Reseña de Fernando Flores: Teoría de lingüística del diseño: La producción teórica de Fernando Flores abarca más de cincuenta documentos teóricos de primera línea y varios libros. El primero de estos libros es su tesis de doctorado que ha sido publicado en ingles con él titulo “Management and Communication in the office of the future”. (1982) y en español con él titulo “Inventando la empresa del siglo XXl”. (1989) y otros libros relevantes como “Creando organizaciones para el futuro”(1994), “Disclosing New Worlds”. “Abrir nuevos mundos” En colaboración con Hubert Dreyfus y Charles Spinosa. MIT Press, Cambridge, MA , /1997. “Creando Confianza” /2000.

Ha realizado intervenciones de consultoría y diseño en múltiples compañías e instituciones norteamericanas, europeas y latinoamericanas. Formo y capacitó a diversos líderes relevantes y reconocidos internacionalmente que siguen su filosofía Jim Selman, Rafael Echeverría, y Julio Olalla, Mario Valdivia, Leonardo Maldonado y muchos otros. Antes de Fernando Flores no había disciplina de la transformación organizacional. Co-Fundador con el biólogo Humberto Maturana de la disciplina del Coaching y el Diseño Ontológico. Fundador del El Club de Emprendedores, en diferentes Países del mundo, Fundación Mercator dedicada al Liderazgo juvenil, Consultora Internacional Instituto de Gestión y Liderazgo, Consultora Grupo Sur, Colegio Altamira, Universidad Pérez Rosales.

Capacitó y entrenó en liderazgo político emprendedor, a 2000 políticos del partido del Presidente Dr. Lagos, en el Programa de Liderazgo Político “Emprendedores, Democráticos y Solidarios” durante la campaña política antes de ser Presidente de Chile. Asesoro a varios presidentes del mundo. Actualmente Presidente del Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad en Chile. Su bibliografía es muy relevante y realmente me llevaría seguramente muchas hojas solo mencionando su trayectoria y mi intención es darles una pequeña introducción de sus trabajos para quienes les interesen estos temas.

Contacto: ana@opulenceproducciones.com

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar