12 de Noviembre de 2018

Bajó el costo de producción gracias a la devaluación

Valora este artículo
(0 votos)

Según un Índice de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), en agosto la caída del rubro alcanzó el 12,2 por ciento en términos reales, respecto del mismo mes de 2017.

Este resultado fue consecuencia de que la mayoría de los componentes de este Indice del Costo Argentino de la Producción (ICAP) tuvieron una suba menor a la inflación mayorista que, en ese período ascendió a 51,2%.

Si la comparación se hace respecto del mes anterior, el indicador mostró una caída real de 1% mensual respecto del mes de julio "es decir que en promedio el aumento del costo de los principales insumos fue levemente inferior al de la inflación mayorista, que en agosto fue 4,9% respecto de julio", explicó el informe.

El objetivo del indicador es monitorear en forma periódica la tendencia del costo a partir del seguimiento de variables relacionadas con los insumos productivos y el clima de negocios.

Para elaborarlo, además de los costos mayoristas, la universidad también analiza otras variables, como la presión tributaria, los costos de de la energía, de las materias primas y también, los salarios del sector privado.

Entre los doce componentes del indicador, tres mostraron un alza inter mensual, en agosto: la tasa de interés, el riesgo país y la conflictividad social. El resto de los indicadores tuvieron una dinámica descendente, en términos reales, respecto del mes anterior.

Con estos resultados el acumulado de este año, el indicador de los costos productivos mostró una reducción del 10,8% impulsado, en gran parte por la disminución del costo salarial y la reducción del precio de los bienes de capitales y las materias primas.

En cuanto a la incidencia del costo laboral, en particular, otro estudio de la consultora Abeceb, mostró, recientemente, que en el país, se redujo un 52% desde la devaluación. Así como también sucedió en Brasil, el principal socio comercial de la Argentina, donde bajó un 20% debido a la depreciación del real, en un año.

“De todas formas, tanto Argentina como Brasil siguen siendo países con una estructura de costos elevada y, a la vez, poco productivos, aun cuando los costos laborales hayan disminuido 50% en dólares respecto al promedio del año pasado”, explicó Alberto Schuster, director de la Unidad de Competitividad de ABECEB.

El trabajo de la UADE destaca que "en los últimos meses se registró un fuerte incremento de la conflictividad laboral, un indicador sensible, cuyo monitoreo se vuelve especialmente relevante en periodos recesivos", advirtió.

Este indicador se ubicó, en agosto, en torno a los 91,8 puntos, tomando como base 100 el inicio de la medición, en enero de 2016. El nivel más alto del indice -en el lapso relevado- se registró en abril de 2017, cuando llegó a los 105,6 puntos.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar