21 de Agosto de 2018

La emergencia tarifaria costaría 0,75 puntos del PBI en gas y electricidad

Valora este artículo
(0 votos)

Un informe elaborado por la Oficina de Presupuesto del Congreso de la Nación (OPC) estimó que aplicar la emergencia tarifaria para estos servicios costaría un mínimo de $80.000 millones.

Mientras el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, aguardaba en Washington el inicio de las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para alcanzar un acuerdo que le garantice al país una línea de crédito del organismo, un debate que podría tener impacto en la reducción del déficit fiscal se desarrolló este miércoles en Diputados.

Es que luego de la aprobación de la Ley de Financiamiento Productivo, la cámara baja debatía un proyecto de emergencia tarifaria.

De convertirse en ley, le significaría al país una pérdida de al menos $80.000 millones solo en los servicios de gas y electricidad.

Es decir, unos 0,75 puntos del PBI, remarca Tomás Carrió en una nota para apertura.com.

Así lo estimó un trabajo de carácter preliminar elaborado por la Oficina de Presupuesto del Congreso de la Nación (OPC), un órgano apartidario del Poder Legislativo que tiene por objetivo estimar el impacto económico de proyectos de ley que deban tratarse en el Congreso.

El trabajo, según consta en el documento, “constituye una primera aproximación al vasto tema objeto de estudio que, por su naturaleza y magnitud, requiere tanto de la profundización de la recolección de datos de múltiples fuentes como su análisis, para ser volcados en un texto más amplio y comprehensivo”.

Y aclara: “No se incluyen estimaciones referidas a los sectores de transporte terrestre y ferroviario, telecomunicaciones, agua y peajes nacionales. Tampoco se incluyen los mayores costos asociados a la tarifa social derivados de (i) la reducción de la tarifa, (ii) la ampliación del universo de beneficiarios, y (iii) la reducción de la alícuota del IVA”.

De acuerdo al informe, el costo fiscal agregado del proyecto ascendería a al menos $79.664 millones, producto de los subsidios que debería aplicar el Estado y los montos referidos al Impuesto al Valor Agregado (IVA) que dejarían de recaudarse.

De esos casi $80.000 millones, $27.715 millones corresponderían al gas natural y $51.949 millones a la electricidad.

El proyecto estima que los subsidios al gas natural representarían a $18.185 millones y dejarían de recaudarse $9530 millones de IVA. Mientras que, respecto a la electricidad, los impactos serían de $38.828 millones en subsidios y $13.120 millones en IVA.

De convertirse en ley, las tarifas alcanzadas con el nuevo régimen gozarían de una estabilidad mínima de 12 meses para residenciales y 9 meses para y PyMEs.

Mientras que aquellos usuarios que hayan abonado por el servicio un monto mayor al establecido por el nuevo régimen,contarían con un crédito a favor aplicable al próximo periodo del consumo.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar