22 de Enero de 2019

China aprueba cinco cultivos genéticamente modificados

Valora este artículo
(0 votos)

El gigante asiático autorizó el ingreso de cinco cultivos genéticamente modificados para importaciones, los primeros en aproximadamente 18 meses, en una medida que podría impulsar sus compras de granos en el extranjero y aliviar la presión de Estados Unidos para abrir sus mercados a más productos agrícolas.

Estados Unidos es el mayor productor mundial de cultivos transgénicos, mientras que China es el principal importador de soja y canola genéticamente modificada.

Los agricultores estadounidenses y las compañías mundiales de semillas se han quejado durante mucho tiempo del proceso lento e impredecible de Pekín para aprobar los cultivos transgénicos para importaciones, lo que ha avivado las tensiones comerciales entre las dos economías más grandes del mundo.

Las aprobaciones, anunciadas en el sitio web del Ministerio de Agricultura, se otorgaron mientras una delegación comercial de Estados Unidos se reúne con sus pares en la capital china esta semana.

"Es un gesto de buena voluntad hacia la resolución del problema comercial", dijo un representante de China de una asociación de la industria agrícola de Estados Unidos.

Dos de los productos recientemente aprobados -la canola RF3 de BASF y la canola MON 88302 de Monsanto, propiedad de Bayer-, habían estado esperando seis años los permisos.

NOTAS RELACIONADAS:

La Casa Blanca apuesta a un "buen acuerdo" comercial con China

China y Estados Unidos vuelven a negociar un acuerdo comercial

Los otros productos aprobados fueron el maíz DP4114 y la soja DAS-44406-6 de DowDuPont Inc, así como la soja SYHT0H2 desarrollada por Bayer CropScience y Syngenta, pero ahora en poder de BASF.

Otros cinco productos que están buscando aprobaciones no recibieron luz verde, incluidos dos productos genéticamente modificados de alfalfa desarrollados por Monsanto y dos rasgos de soja de DowDuPont.

Funcionarios chinos se reunieron con sus pares estadounidenses el lunes en Pekín para sostener las primeras conversaciones cara a cara desde que los presidentes Donald Trump y Xi Jinping acordaron en diciembre una tregua de 90 días en una guerra comercial que ha golpeado a los mercados globales.

China no había aprobado ningún cultivo genéticamente modificado para importación desde julio de 2017, cuando dio luz verde a dos productos luego de conversaciones de alto nivel con Washington. También aprobó dos productos en junio de 2017.

Fuente: Reuters

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar