21 de Enero de 2018

Banner Principal 01 - Matias Perazzo

El costo fiscal de bajar las retenciones a la soja será de US$ 795 millones

Valora este artículo
(0 votos)

Según la Bolsa de Cereales de Córdoba, no obstante entre este año y 2019 el sector sumará unos US$ 7100 millones por los derechos de exportación.

Los especialistas destacan que el sector tributará en 2018 hasta 31 veces más que otras actividades gravadas con derechos, comenta Gabriela Origlia en una nota para lanacion.com.ar.

El complejo sojero argentino aportará US$ 7100 millones en concepto de retenciones en los próximos dos años, según una proyección de la Bolsa de Cereales de esta provincia.

En tanto, el impacto directo de la disminución de las retenciones al poroto, el aceite y la harina de soja será de US$ 451 millones para este año y de US$ 1403 millones para el que viene.

Si se consideran los ingresos por la retención aplicada al biodiesel, el complejo dejará de aportar unos US$ 1630 millones en el bienio. Sin embargo, de acuerdo al trabajo por los impactos indirectos y la recaudación por otros impuestos el costo fiscal "real" de la medida será de US$ 795 millones.

La entidad aclaró que el cálculo no contempla una probable extensión del área agrícola con su consecuente aumento en la producción, dado que "volverá rentable zonas productivas que se encuentran a mayor distancia de los puertos; así como mayores inversiones y gastos por parte de los productores agropecuarios e industrias de transformación en bienes de capital, maquinaria agrícola, fertilizantes y otros insumos".

En rigor, la semana pasada, la Bolsa de Comercio de Rosario había estimado que este año el Estado no perdería ingresos por la baja de retenciones y tendría un saldo a a favor de US$ 57,4 millones.

En su proyección, contempló el impacto por mayores inversiones por parte de los productores y también más recaudación por impuestos, principalmente Ganancias.

La alícuota del 30% en el grano y la tasa del 27% en sus subproductos comenzaron a bajar desde este mes a razón de 0,5% mensual hasta 2019.

Frente a sectores que cuestionaron la baja de las retenciones, la Bolsa de Cereales de Córdoba destacó el aporte desde 2002. En rigor, entre 2002 y 2017 toda la agroindustria aportó por retenciones US$ 86.450 millones, mientras que el resto de las actividades económicas sumaron US$ 33.070 millones.

Si se considera solamente al complejo sojero, el aporte fiscal desde 2002 fue de US$ 64.000 millones, el 54% del total recaudado por ese impuesto. Ese número representa US$ 11.000 millones más que las reservas del Central el año pasado.

"El esfuerzo realizado por las actividades alcanzadas por derechos de exportación se dio en un contexto donde el resto de los impuestos también fueron incrementados, conduciendo a un fuerte aumento en la presión tributaria, que en el 2015 alcanzó un pico del 32% del PBI", describe el reporte, mientras apunta que a la vez el gasto público "creció a tasas alarmantes, generando un desbalance en las cuentas fiscales".

La reducción de las retenciones para el complejo sojero (excluyendo biodiésel) representa una resignación de recursos de $9400 millones para este 2018, equivalente a US$ 450 millones. Para 2019, ascendería a US$ 1400 millones.

A partir de este mes el Poder Ejecutivo determinó que el biodiésel tendrá una alícuota del 8% para las ventas al exterior: se recaudarán US$112 millones por año, reduciendo la resignación de recursos fiscales por los cambios en las alícuotas de los otros productos del complejo.

"Por lo tanto, el impacto directo en las arcas estatales sería de US$ 339 millones para 2018 y U$S 1291 millones para 2019", consigna el informe.

Con el nuevo esquema de alícuotas, el complejo sojero continuaría aportando de US$ 7100 millones en los próximos dos años (US$ 4000 millones y US$ 3100 millones, respectivamente).

Según el informe, desde 2015 los aportes por retenciones de sectores no vinculados a la cadena agroindustrial cayó de US$ 1000 millones a US$ 127 millones en 2017. Para contrastar, este año el complejo sojero tributará 31 veces más que todas las actividades de la economía gravadas con retenciones.

La disminución de los derechos de exportación tendrá por efecto un aumento de los precios sobre los principales productos del complejo sojero en la plaza local, lo que se traduce en un incremento de la base imponible sobre la cual se tributan diversos gravámenes.

El Estado recaudaría US$ 835 millones adicionales hasta 2019.

Fuente: lanacion.com.ar

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar