18 de Noviembre de 2017

Coca Cola da marcha atrás con el anuncio de desinversión

Valora este artículo
(0 votos)

La multinacional estadounidense finalmente continuará con el plan que estipula una erogación de mil millones de dólares en el país en los próximos años, pese al nuevo impuesto que se le cobrará a las bebidas azucaradas.

La semana pasada, la firma había amagado con suspender el plan de inversiones que había anunciado en 2016 y dejar de comprar jugos de fruta producidos en el país.

Se trata de jugos de limón, manzana, naranja, peras, uva, duraznos y pomelo que son producidos en las regiones del NOA, NEA y el Alto Valle de Río Negro, en La Patagonia.

La reacción de la compañía se produjo luego del anuncio del aumento de los impuestos Internos para las gaseosas azucaradas las cuales pasarían de abonar un 8% a un 16%, dentro de la reforma tributaria impulsada por la Casa Rosada.

Sin embargo, la empresa emitió un nuevo comunicado donde buscó "bajar el tono" en la discusión con el Ejecutivo.

"Coca-Cola sigue trabajando con fuerte compromiso en el desarrollo de la Argentina, generando 200,000 empleos que van desde el productor agrícola hasta pequeños y medianos comercios en todo el país", expresó Coca Cola y añadió que "desde hace 75" la empresa "crea valor y promueve el desarrollo económico".

En ese tono, los directivos de la firma destacaron que "Argentina es clave en la operación global de la Compañía y eso se refleja en las inversiones anuales en las economías regionales, evaluando constantemente su flujo en pos de la sustentabilidad del negocio en el largo plazo y contemplando a toda la cadena de valor. Reafirmamos este compromiso".

"Sobre las reformas, creemos en un diálogo abierto con todos los sectores para la búsqueda de soluciones sostenibles", concluyó el comunicado.

Vale destacar que, la semana pasada, la compañía explicó que cuenta con una participación en el mercado superior al 50%, y que a diferencia de las subas a los impuestos internos a vinos, espumantes y cervezas que fueron descartadas por el Poder Ejecutivo, se mantuvieron las mayores alícuotas a las gaseosas con azúcar.

De todas maneras, el cambio de postura habría sido por sugerencia de los ingenios (que le venden azúcar) y de la provincia de Tucumán.

Asimismo, dentro de la industria de las bebidas también estarían analizando la posibilidad de ofrecerle al Poder Ejecutivo una suba escalonada de los impuestos internos: ir subiéndolos un 2% anual, hasta llegar del actual 8% al futuro 16% en un plazo de 4 años.

Al respecto, el legislador nacional por Cambiemos, Eduardo Amadeo, festejó la decisión de la empresa de 'bajar el tono' frente al aumento de los impuestos internos para las gaseosas azucaradas. 

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar