25 de Septiembre de 2018

Estimulan a los bancos para que inviertan en mujeres que lideran PYMES

Valora este artículo
(0 votos)

El 21 por ciento de las empresas del sector está en manos de una mujer pero el 81% no está satisfecha o no accede al mundo bancario.

IFC busca sumar a entidades a un programa de créditos, describe Lauara García en un reporte para cronista.com.

En la audiencia estaba buena parte del ecosistema financiero local y un puñado de funcionarios clave. Al menos 15 entidades locales escuchaban atentas -quizás también con alguna reserva- la idea que venía a presentarles la gente del Banco Mundial.

En un mercado en el que la mujer fue hasta ahora casi siempre la destinataria de campañas de tarjeteo intensivo salpicadas en algunos casos por notas de glamour, la propuesta cambia el foco por completo: salir a prestarle específicamente a las mujeres que son cabeza de pequeñas y medianas empresas.

Un programa que, sin renegar de esa otra parte indiscutible del universo femenino, propone hacer negocio hablándole a la mujer que pelea por sacar adelante un emprendimiento.

Esto no es banca rosa, es una oportunidad comercial. El que no lo haga de acá a cinco años se va a quedar atrás, insistían el día después del evento Montserrat Ganuza y Sharmila Hardi, especialista senior de Financiación de Género y gerente senior de Servicios Bancarios, Pyme y Banca Mujer, respectivamente, de la Corporación Financiera Internacional (IFC por sus siglas en inglés), el brazo del Banco Mundial que financia al sector privado.

El IFC no es nuevo en estas políticas de inclusión financiera desde una perspectiva de género. A diciembre de 2017, esta iniciativa -en la que a grandes rasgos el organismo provee desde fondos hasta todo tipo de asesoría- ya supone una cartera de u$s 1.700 millones y de hecho, América latina representa el segundo portfolio más grande a nivel global.

En la región están presentes en Brasil, Chile, Ecuador, Costa Rica y República Dominicana, pero en el mundo se han aliado con casi 50 instituciones en 33 países. El próximo paso después de Argentina será introducir el programa en Colombia y México, cuentan con expectativa.

Brechas

Ahora, ¿por qué créditos específicos para la mujer empresaria? La sub-representación de la mujer en el mundo bancario es un buen reflejo de esas tantas otras brechas que quedan por cerrar, lo que habla a su vez de un nicho que puede ser muy redituable para quienes lleguen primero.

A nivel global, las mujeres suponen el 35% de los clientes bancarios, concentran el 19% de los préstamos y el 24% de las cuentas. Además, reciben en promedio préstamos por menos de la mitad de los que se otorgan a los hombres y mantienen depósitos por menos de dos tercios que los hombres.

A todo esto, en los mercados emergentes un tercio de las Pymes pertenece a mujeres pero sólo 10% tiene acceso a los servicios financieros necesarios para hacer crecer sus negocios. Se estima que existe una brecha de crédito anual de u$s 320.000 millones para las mujeres que encabezan Pymes, esto es, una demanda potencial hoy insatisfecha.

En la Argentina, el 21% está liderada por una mujer pero en el 81% de los casos no están satisfechas o bien no acceden a la financiación que requieren. El credit gap estaría en el orden de los u$s 2.700 millones.

A veces es difícil diagnosticar por qué ocurre esto. Puede ser una mezcla de cosas. En ocasiones la propia mujer se censura y en otras, el tratamiento no es el adecuado, explican las ejecutivas del IFC.

En ese sentido, la mujer tiene un perfil muy particular como sujeto bancario y eso también juega a su favor. Por un lado, tiene una forma distinta de abordar las decisiones financieras, ya que requiere que se le otorgue un mayor caudal de información y se toma más tiempo pero después la experiencia demuestra que es mejor pagadora, al punto de que en algunos casos la nivel morosidad es de la mitad.

A su vez, destacan en IFC, tienden a ser muy buenas embajadoras, esto es, son leales, permanecen en la entidad y traen a toda la familia.

Ganuza y Hardi son optimistas sobre la recepción que obtuvieron. No es fácil. Los bancos necesitan datos, construir un business case, pero varios son clientes con los que ya trabajamos en otros negocios y notamos mucho interés.

IFC ofrece líneas de crédito, garantías y capital para toda variedad de productos financieros además de una serie de incentivos para paliar el costo inicial de poner en marcha el programa.

Por ejemplo, si se logran ciertos objetivos anuales, se recorta la tasa original del fondeo otorgado. Además ofrecen asesoría integral dependiendo de cómo banco quiera posicionarse, data mining, estudios de mercado y servicios no financieros como pueden ser capacitaciones para mujeres.

La idea es que los bancos le hablen a la mujer en todas sus facetas para aprovechar un segmento desatendido en algunos niveles. Hablarle, sí, a la cazadora de promos que adora hacer shopping y mimarse. Pero también a la que analiza balances y lleva el peso de una empresa a su cargo. A ambas, que son la misma, en los constantes malabares de roles que es la vida.

Itaú, el caso de éxito pionero en Brasil

Itaú fue el caso pionero en la región con el lanzamiento de Itaú Mujer Emprendedora, un programa que refleja una serie de esfuerzos que apuntan al “empoderamiento” más allá de la disponibilidad concreta de crédito. Por eso la gente de IFC se encargó de que estuvieran en el evento para que sus pares locales escucharan de primera mano la experiencia de los brasilenos.

“El 54% de las microempresas clientes del banco son gestionadas por mujeres, mientras que en el segmento de grandes empresas este porcentaje tan sólo llega al 26%”, explica Denise Hills, Superintendente de Sustentabilidad de Itaú Unibanco de Brasil.

“El universo financiero es un universo creado por hombres y para hombres. Nos encontramos ante el desafío de acercar a las mujeres a estos códigos”, reconoce.

“El objetivo del Itaú Mujer Emprendedora es fortalecer sus emprendimientos fomentando una gestión más profesional que intuitiva, una gestión en la que sepan aprovechar mejor las oportunidades del mercado, sean más innovadoras y competitivas y tengan una mayor perspectiva de crecimiento”, explica.

Itaú posee una plataforma online (imulherempreendedora.com.br) en la que ofrece más de 500 contenidos que benefician a más de 8.000 emprendedoras.

“Hemos hecho 80 acciones presenciales hasta 2017 entre eventos, workshops, cafés de networking y rondas de negocios”, aporta la ejecutiva brasilena. 

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar