17 de Julio de 2018

¿Qué es el "impuesto rosa" y por qué existe?

Valora este artículo
(0 votos)

Se trata de la situación que sufren las mujeres en Argentina, quienes deben desembolsar en promedio casi un 14% más por los productos "orientados" a ellas, mientras que sus salarios son un 35% menores en relación a los varones.

Así se desprende del informe sobre Impuesto Rosa 2018 presentado en este miércoles en el Palacio Legislativo del Congreso de la Nación Argentina elaborado por la consultora Focus Market para CAME en relación a relevamiento de precios en 512 puntos de ventas de todo el país sobre cinco tipologías de producto y 16 productos relevados donde se identificaron diferencia de precios por mismo producto hacia el hombre y la mujer.

El Impuesto Rosa es un tributo "oculto" que se paga por productos o servicis "orientados" a las mujeres respecto a sus equivalentes orientados a los hombres.

De acuerdo al informe, una mujer paga hasta un 27% más por los mismos cortes de cabello y hasta un 27% por el mismo servicio de lavado de camisa.

A diferencia de lo que ocurre en otros países, en Argentina, los productos de higiene femenina soportan el 21% del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

En otros países, en tanto, no tasan estos productos con ningún impuesto o so exentos.

El concepto de "impuesto rosa" aparece en la década de 1990 en California, Estados Unidos, país donde no está prohibido los precios discriminatorios por género.

En Brasil, la diferenciación es permitida por el Programa de Protección y Defensa del Consumidor (Procon) aunque el producto sea el mismo, cambiando apenas el color.

Por su parte, el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) presentó un informe donde pone de relieve una serie de costos adicionales en el consumo de las mujeres considerando sólo el ciclo reproductivo.

Tomaron como base del estudio una mujer cuya menstruación se produce desde los 15, tiene dos hijos durante su vida fértil y a los 50 años tiene la menopausia.

Durante toda su vida, tendrá la menstruación 420 veces descontando tres años de embarazo y posparto. "Sumando el valor de las toallitas femeninas, pastillas anticonceptivas y analgésicos tendrá un costo de $6.518 anuales o bien $198.700 a lo largo de su vida productiva", calculó el CEPA.

Agregó que "en la etapa de la menopausia y considerando el promedio de vida de la mujer, asimismo, tendrá otros 35 años donde deberá afrontar el gasto de apósitos para pérdida de orina, remedios para la incontinencia, pastillas de calcio, además de algunos años más de hormonas, lo que implicará un gasto anual de $9.240 o de $346.200 durante los 35 años".

A parte de esto, el informe señala sobre el impuesto rosa que "el precio de los productos con versiones orientadas al público femenino representa entre un 5% y 100% más sobre el producto masculino o genérico".

Un ejemplo clásico son las maquinitas de afeitar en versión femenina: en este caso hay un 47% de sobre precio respecto de la masculina. Otro caso es el de la marca de yogures y productos lácteos SER con propagandas fuertemente orientadas a las mujeres y un diseño femenino (aportan calcio para las mujeres en menopausia, mejoran el tránsito intestinal en "esos días", son algunas de las temáticas de los spots).

La diferencia entre la versión de SER y otra primera marca (Sancor), también ligth llega a 47%. Estas diferencias no se limitan a los productos para mujeres adultas, sino que los orientados a niñas y adolescentes también vienen con impuesto rosa.

Por ejemplo, una mochila en tela rosa cuesta un 100% más que la misma mochila hecha con la misma tela y diseño aunque en color azul.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar