23 de Mayo de 2018

Banner Principal 01 - Matias Perazzo

Ayudar a ahorrar energía, un nuevo idea de negocios

Valora este artículo
(0 votos)

La suba de las tarifas impulsa la creación de compañías que trabajan para bajar la factura.

En los últimos dos años, con el descongelamiento de las tarifas de luz y gas, el mercado local se convirtió en tierra fértil para un negocio que hasta entonces, no tenía mucho sentido: la contraprestación de un servicio de asesoría en "eficiencia energética".

Es decir, el oficio de hacer que las empresas o los grandes consumidores logren "ahorrar" entre un 10 y un 25% de la energía que gastan, describe Natalia Muscatelli en una nota para clarin.com.

A este rubro ya se sumaron compañías como BGH, que se asoció con la española Ergon Energy Solutions para crear Sinergeia, mientras que Newsan hizo lo mismo con la también española Gamma para formar GN Solutions.

En este sentido, fue visionario Benjamin Crevant, un ingeniero industrial francés que estaba trabajando, esporádicamente, en Indonesia en 2014 y vislumbró este nicho en la Argentina, abierto tras el cambio de Gobierno y la consiguiente suba de los precios de la energía.

El paso siguiente fue radicarse en Buenos Aires y, desde entonces, consumó unos 200 proyectos en el mercado local.

Su expertise, desde la firma que lidera, GB4a (Green Building for all) es "diagnosticar" el "derroche" involuntario de las empresas, o grandes consumidores, tanto de electricidad, como de gas. Así, sumó como clientes a firmas de distintos rubros, entre ellos, supermercados, automotrices,fabricas de neumáticos y textiles.

Crevant asegura que, "sin inversión, una empresa puede abaratar sus gastos de energía entre 10 y 15%, sólo corrigiendo hábitos". Y realizando una inversión para buscar el mismo objetivo, el ahorro energético puede llegar al 25%.

Por ejemplo, en una de las automotrices que es parte de su clientela, GB4a logró reducir un 22% el consumo (unos $250 mil pesos anuales) solamente automatizando la iluminación de sus oficinas.

"Argentina hace dos años empezó a ser un país de moda", dice entusiasta este joven ingeniero, convencido de que el cambio de Gobierno reavivó el negocio. Se refiere a la necesidad de las empresas de atemperar el impacto de los altos costos de la energía en su rentabilidad. Algo que suele afectar especialmente a la Pymes.

En este sentido, el potencial de la firma es amplio en el mercado local. Hoy, también opera en el Uruguay y no descarta la expansión a Chile o a Brasil donde el costo del MW/hora es más alto que en la Argentina.

Por ahora, la competencia de este incipiente negocio es poca, según Crevant. Entre ellas, una compañia que ofrece un servicio similar, es ESCO (Energy Service Company), "pero su negocio es distinto al de GB4a", aclara.

La firma que lidera el empresario francés, percibe un porcentaje del ahorro energético logrado por las compañías que asesora.

Actualmente GB4a también está en conversaciones con una distribuidora de gas, que paradójicamente, está interesada en el ahorro del combustible para sus propios clientes.

"Sucede que, cuando no puede satisfacer la demanda, la gasífera tiene que importar el gas, a un costo mayor y ni siquiera puede impactarlo en las facturas de sus clientes", cuenta el directivo.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar