24 de Abril de 2018

Banner Principal 01 - Matias Perazzo

Produjo música tropical en los 90', hoy factura millones en YouTube

Valora este artículo
(0 votos)

Medios

{blip}
{/blip}

El Reino Infantil es el canal para chicos N°1 de habla hispana y el segundo en el país en ser distinguido con el Botón de Diamante de YouTube.

“Señor, señor, ¿usted es YouTube?”, cuenta Roberto Pumar, CEO de Leader Entretainment, que le preguntaron unos chicos cuando lo vieron bajar de su auto con el maletín en mano que contenía el premio Botón de Diamante.

Acostumbrados a ver a sus ídolos youtubers ostentando aquel maletín, reconocieron enseguida que adentro llevaba el premio que la plataforma de video le da a quienes superan los 10 millones de suscriptores y que recibieron solos dos canales en la Argentina.

Lejos estaban de saber que Roberto “Kuki” Pumar -director de la empresa que produce el canal para chicos n°1 de habla hispana que facturó US$ 5,5 millones en 2017– fue en el mundo pre redes sociales un reconocido productor musical, descubridor de talentos referentes de la movida tropical argentina como Lia Cruzet, Ricky Maravilla y Ráfaga, entre muchos otros.

En una charla con Guadalupe Sánchez Granel para apertura.com, Pumar relata cómo hizo de la reconversión constante su camino al éxito.

“Empezamos hace 34 años como una productora discográfica –Leader Music- donde nos dedicábamos a desarrollar artistas de muchos estilos. Pasamos por el cassette, CD, DVD, Blueray; la industria de la música es muy dinámica que tiene siempre novedades, lanza artistas, busca talentos, impone tendencias: va hacia dónde va el consumo de la gente”, explica Pumar.

“Cuando en el 2000 llegó la banda ancha a las casas, arrancó el tema de la piratería. La gente empezó a bajarse las canciones y las películas. Vimos que al soporte físico se le venía una situación muy complicada y empezamos a pensar alternativas. Entendiendo que no podíamos ir en contra de lo que estaba ocurriendo, decidimos ponerle una ficha la negocio digital”, relata Pumar.

El primer paso fue desarrollar el departamento digital aun cuando no estaba clara la forma de monetización.

“Se trató de un proceso de reconversión dentro de la compañía. Yo siempre digo que nuestra industria, como la de la fotografía y la del correo, fueron las más afectadas rápidamente. La gente dejó de comprar rollos y mandar cartas, pero a la vez todas esas industrias tuvieron un ‘final feliz’: hoy las personas sacan más fotos que nunca, mandan más mensajes que nunca y escuchan más música que nunca. Cambiaron los dispositivos y la forma de consumo pero esas grandes industrias siguen creciendo”, explica Pumar.

“Creamos nuevo roles de trabajo; al generar un departamento digital hicimos una gran apuesta. No todo es color de rosa, estuvimos 4 años perdiendo plata en el mundo digital pero era nuestra apuesta, esa apuesta tan anticipada producto de que nuestra industria fue afectada tan tempranamente nos permitió transformarnos en expertos antes que otras industrias que no lo tuvieron que hacer tan rápido”, cuenta.

Hoy, de las 40 personas que trabajan en Leader Entretainment, 9 son parte del equipo digital.

Hacia el nicho infantil

“Dentro de nuestro amplio catálogo teníamos unas 100/120 canciones infantiles que siempre habían funcionado, entre ellas las María Elena Walsh. Viendo que con el surgimiento de los videoclips entre los adolescentes la música había dejado de percibirse como algo únicamente auditivo y pasado a ser audiovisual, nos dimos cuenta que podíamos hacer lo mismo para los más chicos”, cuenta Pumar sobre el salto hacia el terreno infantil que dieron en 2006.

“Empezamos a desarrollar canciones animadas. Las primeras fueron las de María Elena Walsh y a pesar de que no fue un boom porque las redes no estaban muy desarrolladas todavía, sí fue el DVD más vendido en la historia de la música, vendió 240.000 unidades y de hecho nos dieron el DVD de Diamante en aquel momento”, relata.

Recuperando la inversión gracias a la venta en soporte físico y con las el mundo digital expandiéndose poco a poco, en Leader Music comenzaron la transición hacia Leader Entretainment.

“Entendimos que necesitábamos generar una reconversión interna de trabajo en la compañía. Las redes nos empezaban a situar en dos mundos, el online y el offline. El offline nosotros lo conocíamos discográficamente, que eran básicamente la radio, la televisión y la prensa gráfica. En cambio el mundo online venía creciendo y teníamos que empezar a comprenderlo”.

Hacia 2011 empezaron a generar nuevos tipos de contenido para niños mientras a la par manejaban contenido para adultos como Martin Bossi y Capussoto.

“Tenemos 62 canales digitales de los cuáles 10 son infantiles. El Reino Infantil es el más grande y el más importante en términos de audiencia”, explica Pablo Lacroix, director Digital de Leader Entertainment.

El Reino Infantil cuenta con más de 500 videos animados para niños, cuyos títulos más populares -La Granja de Zenón, Las Canciones del Zoo, Rondas, Paco el Marinero, La Familia Blu, Michiguau, Bichi Kids, Plim Plim y El Mundo de Luna- cosechan fans no solo en la Argentina.

Del total de la audiencia, el 21% corresponde a visualizaciones de Argentina seguido por 20% de México y 9% de Colombia.

Pero también los videos del Reino Infantil se ven en otras partes del mundo traducidos al inglés, portugués y ruso. “Hay un fenómeno familiar detrás del dispositivo, sentimos que afectivamente estamos creando un ámbito de convivencia familiar muy positivo”, agrega Lacroix.

“La compañía tuvo una reconversión no solo en lo digital sino en el proceso creativo. Hoy estamos en contacto permanente con la audiencia la cual podemos conocer a través de las plataformas digitales. Sabemos dónde están, qué les gusta, podemos saber qué videos funcionan mejor. Hemos desarrollado un expertise en tomar esos datos, saber leerlos y volcarlos después en el proceso creativo. Eso es uno de los pasos más importantes que hemos dado. Que Reino Infantil sea el único canal en Latinoamérica con más de 12 mil millones visitas nos permitió hacer acuerdo con distintas plataformas audiovisuales como YouTube Netflix, Spotify y compañías de telefonía celular”, explica Lacroix.

Lo que nació como un proyecto online también cobró vida en el mundo offline gracias a negocios como la venta del merchandising y las populares obras de teatro, que tuvieron más de 180.000 espectadores en la Argentina través de más de 400 funciones.

“Lanzamos coleccionables y se agotaron. Mientras las publicaciones en papel cierran, lanzamos 40.000 ejemplares de una revista y se agotó. Se lanzaron otros 40.000 y de nuevo se agotaron. Vemos claro que en el rubro infantil hay una necesidad insatisfecha”, destaca Pumar.

Como consejo para quienes recién empiezan, Pumar no duda en subrayar la importancia de la actualización constante.

“El negocio digital trazó una nueva línea de largada que puso a la multinacional y a la pequeña empresa a la misma altura. Es más, a la empresa grande le cuesta más porque arrastra vicios de antes y como le pasó al Titanic no puede doblar, lo que representa un gran obstáculo en el negocio de la inmediatez. Por eso creo que el negocio digital es una gran oportunidad por la que hay que animarse a apostar”, concluye Pumar.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar