16 de Julio de 2018

Startups de US$ 1.000 millones: el secreto de dos hermanos

Valora este artículo
(0 votos)

Justin Kan fundó la plataforma de streaming twitch y su hermano Daniel, la empresa de tecnología para vehículos autónomos Cruise.

Parece que a la familia Kan le va bien con los emprendimientos. Justin Kan fundó una startup que se convirtió en un unicornio de US$ 1.000 millones y su hermano Daniel, otra.

Justin (derecha) lanzó la plataforma de streaming en vivo Justin.tv, una de las primeras del segmento, hoy conocida como Twitch, mientras estudiaba física y psicología en Yale. Su hermano Daniel (izquierda), cofundó junto al ingeniero Kyle Vogt, una empresa que desarrolla tecnología para autos autónomos, Cruise.

En 2014, Twitch fue adquirida por Amazon por US$ 970 millones y General Motor compró Cruise por más de US$ 1.000 millones en 2016.

Según Justin, el gen del emprendedor les llegó del lado de su madre, una inmigrante china que tenía una forma inusual de organizar las tareas que sus tres hijos hacían en la casa. Justin, el hermano más chico, se desempeña como ingeniero en software en Alto Pharmacy.

“El mejor ejemplo que me dió como líder fue su forma de asignar las tareas. Éramos tres en la casa, pero no nos decía qué hacer individualmente, sino que nos daba una lista de las cosas que tenían que hacerse, nos decía que lo hagamos de forma colectiva y que nadie podía jugar videojuegos hasta que estén terminadas”, contó Justin en una entrevista con el medio Torch.

Según explicó, pensaban que era un método injusto, pero fue lo que cambió su forma de pensar, dejando de lado la mentalidad individual y pasando a verse como un equipo de tres.

NOTAS RELACIONADAS:

De diplomático a emprendedor que factura 2 millones de pesos

Facturan millones ofreciendo cotizaciones de autos

“Esto es cierto para cualquier startup. Estamos todos juntos en un bote y es hundirse o nadar. Solo necesitamos realizar ciertas tareas para ser exitosos y si lo somos, todos ganan. No importa quien lo hace o quien recibe el crédito”, contó Kan.

Pero el método empieza a mostrar sus debilidades cuando los equipos de trabajo se transforman en gigantescas organizaciones.

“En una empresa del tamaño de Microsoft, es muy difícil mantener la unidad y la mentalidad de equipo. Se vuelve muy importante liderar de forma que haya un objetivo claro y todos trabajen para lograrlo”, reflexiona el emprendedor.

Justin Kan dejó Twitch tras la venta a Amazon y ahora fundó una nueva startup, Atrium, dedicada a desarrollar software para el sector legal.

Fuente: infotechnology.com

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar