13 de Noviembre de 2018

Un millennial compite cara a cara con los bancos

Valora este artículo
(0 votos)

Hace un año Ualá, la startup fintech argentina hacía su presentación en el mercado de banca móvil en un contexto algo diferente al actual.

Por aquel entonces, sus servicios consiguieron una rápida aceptación principalmente en los sectores que no podían acceder a una tarjeta de crédito por no estar bancarizados.

¿Por qué? Ualá es una app que ayuda a los usuarios a manejar su dinero con una tarjeta Mastercard prepaga internacional gratis, todo vía telefónica, sin necesidad de tener una cuenta en un banco.

Mediante esa tarjeta, se pueden contratar servicios como Netflix, Spotify o comprar en cualquier sitio web o comercio de la red. El servicio, incluso, permite realizar transferencias inmediatas, seguras, y gratuitas.

Las cosas le fueron tan bien a Ualá con este producto que, incluso, inauguró un nuevo centro de desarrollo en el barrio porteño de Palermo, en un inmueble que supo ser alguna vez una fábrica de muebles.

“Desde que salimos al mercado tenemos más de 400.000 tarjetas emitidas. Más del 1% de los argentinos ya tiene Ualá. Realmente, me llena de orgullo”, remarcó Pierpaolo Barbieri, fundador y CEO de Ualá, al precisar el crecimiento de su proyecto en un contexto complicado para el país.

Esas tarjetas emitidas por Ualá permiten a los usuarios recargar teléfonos celulares, realizar compras y hasta hacer las mencionadas transferencias de dinero P2P.

“Ualá es un producto hecho para Argentina por argentinos. Queríamos tener a todos bajo ese mismo techo. Buscamos un lugar en Palermo, lindo para que la gente pueda caminar, y encontramos una fábrica que alguna vez produzco muebles para ahora empezar a producir software”, detalló.

El nuevo centro de desarrollo, ubicado en Nicaragua al 4600, le servirá a Ualá para llevar adelante su propósito: crear un espacio colaborativo e innovador.

“Mi objetivo de acá a un año, tener un banco sea una elección y no una necesidad”, destaca Barbieri.

“Sellamos un contrato de alquiler por cinco años. Con el arquitecto Fernando Hitzig hablamos por muchos meses en cómo el diseño nos ayudaría a crear un ambiente propicio para la innovación”, agregó Barbieri.

La vida parece sonreírle a cada instante al proyecto de este emprendedor local. Hace dos semanas, en una ronda de inversión los accionistas que ya estaban subieron su inversión, e incluso, consiguieron reclutar a gigantes como la unidad de riesgo de Goldman Sachs y Ribbit Capital, un fondo de inversión de tecnología Fintech de Sillicom Valley.

La unidad de riesgo de Goldman Sachs Investment Partners lideró la ronda de inversión de esta firma argentina de tecnología punta, que ya contaba con el respaldo de los multimillonarios George Soros y Steven Cohen.

“Conseguimos US$ 34 millones en nuestra serie B. Nada fácil en el actual contexto económico. Y, además, me da orgullo que vengan a invertir en la economía real, ya que este dinero se utilizará en proyectos durante los próximos diez años. Estamos felices por cómo se sigue expandiendo el negocio en la Argentina”, resaltó el CEO.

Actualmente, Ualá ya posee más de 60 empleados fijos en planta permanente.

“Mi objetivo de acá a un año, tener un banco sea una elección y no una necesidad”, completó Barbieri.

Ualá aprovechará el nuevo fondo para impulsar el crecimiento de sus usuarios, ampliar su plantilla y ejecutar el lanzamiento de una plataforma de crédito y ahorro.

El apetito internacional en nuevas empresas latinoamericanas alcanzó su punto más alto el año pasado, ya que las inversiones globales de capital de riesgo en la región superaron los USD 1.000 millones en 2017 por primera vez, según la Asociación para la Inversión de Capital Privado en América Latina.

Fuente: infotechnology.com

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar