20 de Junio de 2018

Emergentes y Europa presionan a la Reserva Federal por tasa de interés

Valora este artículo
(0 votos)

Muchos inversores y analistas estiman que el banco central de Estados Unidos no se desviará de su rumbo por las tensiones en el viejo continente y en el mundo en desarrollo.

Las feroces corrientes cruzadas suelen zarandear a la Reserva Federal de Estados Unidos, pero los inversores advierten que para equilibrar la sólida economía interna y la creciente turbulencia en los mercados emergentes y ahora en Europa este año se necesitará una mano particularmente experta en el timón.

Si bien Argentina y Turquía han sido centrales en los argumentos que mencionan los inversores, el presidente del banco central de India Urjit Patel aseguró que los mercados emergentes están sufriendo un episodio de agitación más general como consecuencia del "doble revés" que significó la reducción del balance de la Fed y el atracón de endeudamiento del Tesoro estadounidense.

"Dado el rápido aumento del déficit norteamericano, la Fed debe responder disminuyendo el ritmo de sus planes para achicar su balance", dijo Patel a Financial Times el lunes. "Si no lo hace, los bonos del Tesoro absorberán tal porción de la liquidez en dólares que será inevitable una crisis en el resto de los mercados de bonos en dólares".

Al mismo tiempo, la crisis política de Italia quizás haya cedido desde que se logró formar un gobierno nuevo, pero los partidos anti-establishment, populistas y euroescépticos que controlarán Italia no son los preferidos de los inversores. Continúan los temores a largo plazo en cuanto a la durabilidad de la moneda única, algo que hizo caer los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense a principios de la semana pasada.

Por otro lado, los analistas notan que la economía norteamericana sigue expandiéndose a un ritmo sólido, lo que se refleja en la cifra de desempleo y datos de producción industrial dados a conocer el viernes. Esa doble dosis de datos robustos llevó a los operadores a elevar nuevamente los rendimientos de los bonos del Tesoro el fin de semana, y mejoró las probabilidades de que la Fed se mantenga en su sendero de endurecimiento monetario este año.

"Creo que estabiliza la mano de la Fed. Creo que esas tres subas de este año se harán, y la posibilidad de una cuarta está sobre la mesa", dijo Jim Paulsen , estratega de inversiones jefe en Leuthold Group. "El mensaje del mercado es que la Fed debería seguir endureciendo. Creería que la Fed ve ese mensaje también".

El tironeo de las corrientes cruzadas se refleja perfectamente en las oscilaciones del mercado interbancario. Las probabilidades de que este año haya otras tres subas de tasas, además de la anunciada en marzo tal como suponen los futuros de fondos federales habían aumentado a casi 40% el 22 de mayo, se derrumbaron a un piso de 13% el 29 de mayo y volvieron a subir a 30% el lunes.

La probabilidad implícita de que la Fed sólo eleve las tasas de interés una vez más este año, después del alza de marzo, trepó de 13% el 22 de mayo a casi 40% durante el pico de la agitación en Italia, pero desde entonces se deslizó a menos de 20%.

El mercado del Tesoro también se tambaleó y el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años rebotó de su piso de 2,76% el 29 de mayo a 2,92% el lunes.

NOTAS RELACIONADAS:

Remarcan que la economía mundial sufre por el proteccionismo y alza de intereses

La Fed se acerca a una nueva alza de la tasa de interés

La Fed misma indicó que planea elevar las tasas de interés dos veces este año. Y muchos inversores y analistas estiman que el banco central de Estados Unidos no se desviará de su rumbo por las tensiones en Europa y el mundo en desarrollo algo que Lael Brainard, uno de los presidentes de la Reserva Federal, insinuó en un discurso la semana pasada.

"Un escenario en el que se fortalece el dólar, suben los precios de la energía y donde la posibilidad de mayores tasas sube el riesgo de que haya desviaciones en el flujo de capitales en algunos mercados emergentes que han aumentado su endeudamiento en el extranjero. Si bien las tensiones hasta ahora se limitaron a unos pocos países vulnerables, vale la pena observar el riesgo de una retirada más general", comentó.

Sin embargo, las "continuas subas graduales" de las tasas siguen siendo "apropiadas", dijo Brainard, dado lo que conlleva el estímulo económico de los recortes de impuestos por u$s 1,5 billones y el aumento de u$s 300.000 en el gasto federal.

"La Reserva Federal tiene que concentrarse en que crezca de manera estable su propia economía", dijo David Kelly de JPMorgan Asset Management. "No puede preocuparse en demasía por lo que pasa en otros mercados".

Fuente: Joe Rennison y Robin Wigglesworth / Financial Times

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar