23 de Abril de 2018

Las multinacionales pagan menos impuestos que hace una década

Valora este artículo
(0 votos)

Desde 2008, los países recortaron 5% la tasa máxima para las sociedades mientras que los gobiernos en promedio elevaron 6% los impuestos personales.

Las grandes multinacionales están pagando impuestos significativamente menores que antes de la crisis financiera de 2008, según un estudio de Financial Times que muestra que tras una década de esfuerzos gubernamentales para achicar déficits y reformar regímenes tributarios, el mundo corporativo salió mayormente ileso.

Las alícuotas efectivas que pagan las compañías la porción de las ganancias que esperan pagar de acuerdo a sus libros contables cayeron 9% (dos puntos porcentuales) desde la crisis financiera. Esto sucede pese al coordinado esfuerzo político para combatir la agresiva evasión fiscal.

La reducción del impuesto a las sociedades que impulsaron varios gobiernos sólo explica cerca de la mitad de la disminución general, lo que sugiere que las multinacionales todavía van un paso adelante de los intentos por fortalecer la recaudación fiscal.

Valiéndose de estados contables de 25 años, FT analizó las alícuotas que pagaron las diez compañías cotizantes más grandes del mundo, en términos de capitalización bursátil, de cada uno de los nueve sectores. También se tuvieron en cuenta los impuestos que abonaron las 10 multinacionales que acumularon más liquidez en el extranjero.

Los resultados muestran que el aporte corporativo a las finanzas públicas disminuyó desde 2008 en términos de cuánto representa de sus ganancias ya sea medido en base a la alícuota máxima, a las alícuotas efectivas informadas o el porcentaje de impuestos realmente pagados a los gobiernos.

Las normas que permiten a las compañías demorar el momento del pago de algunos impuestos permiten que las alícuotas efectivas informadas y las sumas pagadas puedan variar sustancialmente en un determinado año.

La tendencia a largo plazo es aún más pronunciada, ya que las alícuotas efectivas informadas cayeron casi en una tercera parte desde 2000, de 34% a 24%.

"Hubo mucha acción y muchos gestos que son muy visibles pero la realidad es otra. Los recortes de impuestos y los patent boxes (incentivo fiscal que permite reducir el impuesto a las ganancias proveniente de la cesión de determinados activos intangibles creados por la empresa) han sido fuerzas dominantes en el impuesto a las sociedades, y eso refleja la constante dinámica de la competencia tributaria", dijo Mihir Desai, profesor de finanzas y derecho en la Universidad de Harvard. "Llámelo gran ironía o hipocresía, pero es una de dos".

Desde la crisis financiera, las alícuotas efectivas promedio informadas cayeron cerca de 13% para las grandes empresas tecnológicas e industriales, según la investigación de Financial Times. Se mantuvieron mayormente constantes en los sectores de salud, artículos básicos y materiales.

Los resultados recalcan cómo después de la crisis financiera continuó la tendencia a la baja en las alícuotas del impuesto a las sociedades fijadas por los países que conforman la OCDE mientras, por el contrario, subieron los gravámenes a los consumidores y trabajadores.

Desde 2008, los países recortaron 5% la alícuota máxima para las sociedades mientras que los gobiernos en promedio elevaron 6% los impuestos personales, según cifras del estudio contable KPMG.

"Ese es el proceso de competencia entre gobiernos y realmente no veo que se detenga", dijo Michael Devereux, profesor de impuestos corporativos en la Universidad de Oxford. Agregó que el reciente recorte de impuestos que hizo Estados Unidos a su alícuota máxima probablemente genere más competencia tributaria entre los gobiernos.

Sorprende más el limitado impacto que ha tenido hasta ahora el esfuerzo que hace una década encabezan la OCDE y el G20 para simplificar el entramado de normas fiscales nacionales que permiten a las multinacionales achicar al máximo la suma global que pagan en impuestos.

Pierre Moscovici, comisionado de impuestos en la UE, dijo que los países son libres de fijar sus propios impuestos a las sociedades, pero recalcó que se necesita una reforma tributaria internacional.

"No nos equivoquemos: la alícuota máxima no es lo que genera la evasión fiscal y la planificación tributaria agresiva. Proviene de los programas que facilitan el traslado de utilidades", agregó.

Se le dio mayor prioridad al deseo político de abordar este "traslado de utilidades" debido a los acuerdos fiscales corporativos que se conocieron por filtraciones de datos e investigaciones políticas sobre cuestiones tributarias en grupos tecnológicos como Apple, Google y Amazon.

Las cuentas a nivel grupo muestran que muchas tecnológicas grandes tienden a pagar impuestos significativamente menores sobre las ganancias extranjeras que sobre el dinero que ganan en su país. Los grupos aseguran que cumplen con todos los impuestos legalmente exigidos y algunos reconocen la necesidad de una reforma tributaria.

Las leyes nacionales que implementan el plan de acción de 15 puntos de la OCDE apuntado a reducir la agresiva evasión fiscal a través de lo que llaman erosión de la base imponible y traslado de utilidades están empezando a entrar en vigencia.

Devereux espera que las nuevas restricciones a los cargos por intereses entre países que ponen freno a los préstamos intercompañía a menudo utilizados por las multinacionales para trasladar beneficios entre jurisdicciones "serán visibles el año próximo (en los números) si es que tienen algún efecto".

Se cree que las otras iniciativas lleven más tiempo en verse reflejadas en los resultados de las empresas.

La brecha entre los impuestos que las compañías reportan que esperan pagar y lo que realmente abonan según las transferencias de dinero, también se amplió debido a las anomalías en el régimen tributario que alentó a algunas empresas a mantener efectivo o ganancias en el extranjero durante este período.

A fines del año pasado, las empresas norteamericanas habían acumulado fuera del país casi u$s 2,6 billones de liquidez no gravada, según el Instituto para la Política Tributaria y Económica.

Estados Unidos modificó su régimen fiscal en diciembre. Gravó por única vez en 15,5% el dinero offshore que tienen las empresas. También bajó la alícuota del impuesto a las sociedades de 35% a 21%.

Fuente: Rochelle Toplensky / Financial Times

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar