25 de Abril de 2018

Banner Principal 01 - Matias Perazzo

Pese al Brexit, elevan la estimación de crecimiento del Reino Unido

Valora este artículo
(0 votos)

La economía británica crecerá con más fuerza de lo previsto en 2018 pese a su salida de la Unión Europea, según indicó el ministro de Finanzas, Philip Hammond, al considerar que "hay luz al final del túnel" para las cuentas públicas de este país.

En una breve intervención ante los Comunes, el titular de Economía presentó una actualización de las finanzas nacionales, con revisiones al alza en las proyecciones de crecimiento y, a la baja, para indicadores como la inflación, la deuda y el endeudamiento.

En la llamada Declaración de Primavera, el político expuso los últimos datos difundidos por la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR), que revisó al alza, al 1,5%, su previsión de crecimiento para 2018, frente al 1,4% pronosticado el pasado noviembre.

Al divulgar esa información, Hammond enfatizó "el sólido progreso" realizado por el Ejecutivo de Theresa May hacia una "economía que funcione para todos", al tiempo que destacó "el crecimiento anual experimentado por la economía británica desde 2010".

La previsión de crecimiento para 2019 se mantiene invariable en el 1,3% y con ese idéntico porcentaje para 2020, mientras que aumenta hasta el 1,5% para 2022, dijo.

En cuanto al pasado año, la economía creció en un 1,7%, por encima del 1,5% vaticinado, añadió.

Esa actualización sobre la salud actual de las Finanzas llega antes de que se conozca el próximo otoño el que será el último presupuesto general del Estado previo a la ejecución del "brexit" o salida del país de la Unión Europea (UE), el 29 de marzo de 2019.

Precisamente, sobre la retirada británica del bloque comunitario, el informe emitido por el citado organismo financiero regulador apunta a que el temido "brexit" ha ocasionado, finalmente, un "daño menor" que el temido inicialmente.

En concreto, la OBR señaló que la desconexión de los 27 "parece haber ralentizado la economía, pero menos de lo que se esperaba inmediatamente después del referendo -del 23 de junio de 2016-, gracias, en parte, a la determinación de los consumidores de mantener el gasto, reduciendo sus ahorros".

Durante su escueta intervención parlamentaria, Hammond resaltó, además, que la OBR anticipa para los próximos 12 meses una caída de la inflación, hasta situarse en el 2%, frente al 3% actual.

El balance de la mencionada oficina reguladora mostró además que la previsión de endeudamiento del Estado para 2017-2018 será de 45.000 millones de libras (50.758 millones de euros), 13.000 millones de libras (14.665 millones de euros) menos de lo anticipado hace un año.

Esa previsión es 4.000 millones de libras (4.500 millones de euros) menor que lo dispuesto en el pasado presupuesto de otoño.

El titular de Finanzas apuntó también a un revisión a la baja, en casi un 1% de la deuda, frente a los datos presentados en el presupuesto.

En este sentido, se prevé que la deuda remontará hasta representar el 85,6% del producto interior bruto (PIB) en el ejercicio 2017-2018, para caer gradualmente después hasta el 85,5 % en 2018-2019, y continuar bajando hasta el 85,1%, el 82,1%, el 78,3% y situarse, finalmente, en el 77,9% en 2022-2023.

Las previsiones ya han confirmado que se trata de la "primera caída sostenida de la deuda en 17 años, un punto de inflexión en la recuperación nacional desde la crisis financiera de hace una década", según remarcó el ministro, que calificó ese hecho de "luz al final del túnel".

Tal y como ya se había insinuado, y desoyendo los llamamientos del Partido Laborista -principal grupo opositor- y otros diputados conservadores, la declaración de hoy ha seguido una línea de austeridad.

Sin embargo, Hammond ha insinuado, en esta ocasión, que tal vez pueda relajar las medidas de austeridad el próximo otoño, si se dan las circunstancias propicias.

En el presupuesto de este año se fijará, según avanzó, un "camino general para el gasto público cara a 2020 y más allá", con una revisión detallada del gasto, prevista para 2019.

"Si en el otoño las finanzas públicas continúan reflejando las mejoras a las que apunta el informe de hoy, según nuestro enfoque y empleando la flexibilidad proporcionada por la normativa fiscal, tendré la capacidad de optar por más gasto público e inversión en los próximos años", desveló.

Tras la presentación, el portavoz de Finanzas laborista, John McDonnell, acusó a Hammond de actuar con "complacencia", ya que este país "afronta una crisis en todos sus servicios públicos de una magnitud nunca vista anteriormente".

Fuente: EFE

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar