21 de Noviembre de 2018

Alerta para Argentina: la tasa a 10 años de EE.UU. vuelve a subir

Valora este artículo
(0 votos)

La tasa a 10 años de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos pasó de 2,8 a 3,2 por ciento desde fin de agosto hasta ayer.

Esto implica una fuerte suba del rendimiento por la que los bonos globales tienden a verse perjudicados y, entre ellos, los que mayor impacto negativo tienden a soportar son los de países emergentes como la Argentina.

En el período en el que se dio la nueva escalada de la tasa americana el índice de bonos emergentes (EMB) ha caído un 1,7%, subraya Julián Yosovitch en una nota para cronista.com.

En lo que va del año, el mismo índice pierde un 9,2% mientras que la "10Y" como se llama en la jerga a la tasa a 10 años subió un 33%, desplazándose 80 puntos básicos. Naturalmente dicho escenario significa un contexto desafiante para la deuda local.

Sin embargo, para los analistas, el paraguas del FMI permite cierta cobertura ante semejante contexto aunque no garantiza que quede exento completamente del mismo.

Uno de los focos de riesgo para el mercado local es el hecho de que un escenario de suba de tasas tiende a generar avances en el dólar a nivel global. Los capitales tienden a desarmar posiciones en las monedas locales del resto de los mercados (incluidos los mercados emergentes) y buscan regresar a los Estados Unidos.

De esta manera generan presión alcista en el dólar de dichos países y el billete en el mundo tiende a subir. Naturalmente, este escenario para Argentina no es positivo en un contexto de corrida cambiaria.

El managing Partner de Puente Marcos Wentzel resalta que, desde el lado del costo del financiamiento para Argentina en 2019 y 2020 está casi cerrado gracias al paraguas del FMI.

"Aun así, veremos un costo de tasas más altos y aquellas empresas que quieran ir al mercado internacional, seguramente les vaya a costar más que en el pasado", dijo.

El riesgo para los emergentes en general y Argentina en particular pasa fundamentalmente por la suba del dólar en el mundo ya que, con las tasas yendo al alza, Estados Unidos se transforma en una aspiradora que tiende a llevar al dólar a nivel global al alza.

"Argentina queda comprometida por el hecho de que el dólar suba en el mundo gracias a la suba de tasas. Aun así, Argentina debería verse igualmente perjudicada que el resto de emergentes solo que tiene un beta mayor y eso puede generar más volatilidad en el tipo de cambio a nivel local", agregó.

Martin Saud, Senior Trader de Balanz coincide con Wentzel. "La suba de tasas le va a impactar a Argentina porque nos van a pedir más tasa, sobre todo porque es un país de por si más riesgoso y en este contexto buscaría posicionamiento de bonos cortos", dijo.

En cuanto al impacto del dólar, Saud recuerda que la suba del dólar en Estados Unidos fue una parte pequeña de la corrida este año y que la misma se intensifico luego con los problemas propios de la economía argentina.

"Mirando hacia adelante creo que el dólar va a estar tranquilo en Argentina por las tasas altas en pesos del orden del 72%. Eso hace que si bien haya una aspiradora de dólares en Estados Unidos, acá tengamos una aspiradora de pesos. Aun así, la clave estará por el tiempo en que las tasas en pesos se mantenga en estos niveles ya que impacta negativamente en la economía y pone en riesgo la cadena de pagos de las empresas por los altos costos de financiamiento", agregó.

NOTAS RELACIONADAS:

El Gobierno amplió la emisión de Letras del Tesoro

La Bolsa sigue profundizando su entrada en terreno negativo

Saud considera que la tasa debería estar alta de acá a 2 a 3 meses y luego comenzaría a bajar. "Allí es cuando el buscaría cobertura más cerca de fin de año", cerró el senior trader de Balanz.

Bonos argentinos

Los bonos argentinos han tenido una evolución negativa en este 2018 más allá de lo que haya ocurrido con la suba de tasas de Estados Unidos. Entre distintos analistas, un tercio del total del ajuste de los bonos argentinos puede ser explicado a partir de la suba de tasas americanas.

Los otros dos tercios del ajuste son explicados por factores propios. Aun así, mientras la 10Y paso de 2,8% a 3,2%, el Bonar 24 cayó un 1,7% mientras que el bono centenario cayó un 1%. En el mismo periodo, los seguros contra un default argentino subieron un 12%.

Para un operador de bonos de un banco local, la renta fija argentina va a seguir moviéndose mayormente por sus propios drivers aunque el factor internacional termina impactando en Argentina.

"Los bonos argentinos se ven mayormente influenciados por los factores locales. Aun así, para que Argentina logre recuperarse necesita de que el mercado internacional esté tranquilo, caso contrario, difícilmente veamos un buen clima de negocios en los activos locales. No nos encuentra en un buen momento este ajuste de Wall Street y de agravarse podría implicar un nuevo factor de riesgo para un mercado que ya se muestra bastante complicado y comprometido por sus propios méritos", comentó.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar