19 de Agosto de 2018

Banner Principal 01 - Matias Perazzo

Argentina tiene las peores perspectivas entre los emergentes

Valora este artículo
(0 votos)

Una encuesta de Bloomberg entre inversores ubica a la Argentina con las peores proyecciones en el segundo semestre tanto para su moneda como acciones y bonos.

¿Lo peor ya pasó?, se pregunta Ana Clara Pedotti en una nota para cronista.com.

Aunque el peso logró por segunda semana consecutiva terminar en alza, lo mismo que los títulos públicos nominados en dólares, los inversores internacionales todavía tienen dudas de cómo va a impactar la tormenta financiera que provocó que Estados Unidos comenzara a subir sus tasas.

Una encuesta realizada por Bloomberg ubica a la Argentina con las peores perspectivas en la segunda mitad del año dentro de los países emergentes respecto a su moneda, su mercado de acciones y sus bonos. Argentina ocupa el último lugar de todos los ránkings.

El sondeo fue realizado a más de 20 inversores, corredores de bolsa y portfolio managers, entre el 26 de junio y el 4 de este mes, que fueron consultados sobre si el sell-off que vivieron los países emergentes en la primera mitad de 2018 continuará el resto del año.

La mayoría consideró que la salida de capital de estos países se extenderá los próximos meses, lo que llevará a nuevas devaluaciones. Argentina tiene las de perder: su moneda aparece como la más débil, debajo del real brasileño, la rupia india y el yuan chino.

Algo similar ocurre con el mercado de acciones. Aunque el país consiguió hace menos de un mes la calificación de mercado emergente, los inversores mantienen a las acciones locales bien cerca de la frontera. Más de la mitad de los consultados afirmó que el sell-off en el equity emergente puede seguir. Aquí también Argentina ocupa la peor de las posiciones, detrás de la bolsa india y brasileña.

Las posiciones estuvieron más balanceadas respecto si la salida de los emergentes continuará golpeando a los bonos en los próximos meses.

El 45% de los que respondieron adelantó que las caídas pueden continuar en el segmento de renta fija de estos países. Algunas economías, como las de Surcorea, Polonia y China podrían incluso ver mejoras. En el otro extremo, se encuentran las perspectivas para la deuda argentina.

Entre los factores que más pueden afectar a este grupo de naciones, la suba de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos y las tensiones comerciales entre este país y China, fueron nombradas primero.

Las perspectivas de los inversores internacionales se alinean con lo que unos días después anticipó el gurú de los mercados emergentes, Mark Mobius.

NOTAS RELACIONADAS:

Economías emergentes sufrirán con nuevos aranceles comerciales

Dujovne buscó despejar dudas de inversores sobre el futuro de Argentina

Mobius afirmó que la guerra comercial entre Estados Unidos y China es sólo la entrada en calor para una nueva crisis financiera global, donde las naciones en desarrollo podrían ser las más golpeadas.

"No hay duda de que veremos una crisis financiera tarde o temprano porque debemos recordar que estamos saliendo de un período de dinero barato", dijo en una entrevista en Singapur. "Muchas empresas que dependen del dinero barato para seguir adelante van a sufrir una presión real".

Mobius pronosticó que el índice MSCI de mercados emergentes puede caer otro 10% más en el corto plazo. Este índice ya sufrió una baja de 16% desde los máximos que tocó a mediados de enero.

El éxodo de capitales de los emergentes desde marzo obligó a los bancos centrales de Argentina, Turquía e Indonesia a subir las tasas para contener la depreciación de su moneda.

Los aumentos de las tasas de interés pueden ser una "solución a corto plazo", pero podrían ser contraproducentes para los países con grandes cantidades de deuda, dijo Mobius, y añadió que los gobiernos deben poner sus finanzas en orden para restaurar la confianza de los inversores.

Morgan Stanley también considera que el viento en contra seguirá soplando sobre Argentina. La entidad financiera anticipó en su último reporte para clientes tres trimestres consecutivos de recesión y que el crecimiento en el año próximo, clave en un periodo electoral, dependerá en gran medida del resultado de la cosecha de soja y maíz, afectadas este año por las malas condiciones meteorológicas.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar