20 de Febrero de 2018

Banner Principal 01 - Matias Perazzo

Claves para entender la coyuntura de los mercados

Valora este artículo
(0 votos)

Cuatro analistas plantean escenarios sobre cuál puede ser la evolución de los activos locales en las próximas semanas, afectados por la suba de tasas en Estados Unidos.

En días de elevada volatilidad, es importante poder entender qué es lo que está pasando, pero sobre todo, poder definir qué es lo que puede llegar a ocurrir en los mercados financieros y dónde ven oportunidades los analistas del mercado.

Luego de un lunes en el cual las acciones en Wall Street se recuperaron, los bonos argentinos aún se mantuvieron con un sesgo correctivo, resalta Julián Yosovitch en un reporte para cronista.com.

Las acciones locales tuvieron un buen comienzo de semana aunque aún se ubican dentro del proceso de ajuste y la clave será ver que puede ocurrir con las acciones y activos de riesgo en las próximas semanas.

Para ello, El Cronista tuvo acceso al análisis y visión cuatro profesionales del mercado financiero que describen la actualidad y plantean escenarios hacia las próximas semanas y meses para los activos locales.

Juan Salerno, Chief Investment Officer de Compass Group detalla que en general el mercado cerró la semana con cierta estabilidad respecto de lo que vimos sesiones previas pero los activos locales siguen muy afectados.

"Las causas se encuentran en que, la suba acelerada de tasas globales disparo un sentimiento de aversión al riesgo y argentina es más castigadas que otros países emergentes. La discusión de fondo es la baja actual se trata de una simple corrección o es algo mayor".

Al respecto, Salerno agrega que "si el ajuste actual es mas bien temporal, podemos esperar un poco más de impacto en los activos locales pero el posterior equilibrio generaría una buena oportunidad de compra. Ahora bien, si entramos en mercado bajista, evidentemente lo más relevante es seguir siendo cautelosos. Mi impresión es que vamos a estar de frente a una corrección será importante pero no vamos a entrar en un mercado bajista porque los fundamentos globales siguen siendo sólidos".

Mirando hacia adelante, Salerno detalla que los datos claves a mirar, el dato de inflación de EE.UU. la próxima semana. "El mismo será clave ya que si nos da una inflación por encima de las expectativas podríamos evidenciar un sell-off local, caso contrario, podría implicar una oportunidad de compra y permitir que los mercados se recuperen".

Para el Gerente de Inversiones de Compass Group, a nivel local hay que ser conservadores en la renta fija y renta variable. "En el caso en que se pueda estabilizar en las próximas semanas, será interesante comenzar a aprovechar este ajuste como oportunidad de compra y agregar mas activos de riesgo en los portafolios para inversiones a mediano plazo".

Gastón Moltrasio, gerente de inversiones de Southern Trust, agrega que los buenos datos económicos americanos del viernes 2 Febrero pasado en términos de crecimiento en los salarios y mejoras en el nivel de empleo fueron el gatillo para exacerbar expectativas de inflación que ya venían en alza desde noviembre de 2017.

"Esto generó un enorme castigo en los activos de renta variable a nivel global con caídas semanales del orden del 10%, lecturas muy significativas para los índices bursátiles de los mercados desarrollados".

A su vez, Moltrasio resalta que "los mercados han empezado a enfocarse en la tesis de que la excesiva liquidez global generada por los Bancos Centrales ha contribuido a generar valuaciones por encima de los buenos fundamentals que hoy se presentan. Por lo tanto, si tuviera lugar una inflación más alta que la esperada y la Fed se viera obligada a acelerar el ritmo de suba en la tasa y la velocidad en la remoción de los estímulos, se estaría eliminando el excedente de liquidez que justifica estas valuaciones altas. La forma que tiene el mercado de acomodarse a esta nueva realidad es con precios de los activos financieros más bajos".

Mirando hacia adelante, el gerente de inversiones de Southern Trust sostiene que "cuando se dan picos de volatilidad tan altos como los de esta semana es muy difícil que se efectivice un retorno a la normalidad de manera rápida, por esta razón la volatilidad vino para quedarse un tiempo. Habrá que estar muy atentos al próximo número de inflación americana el próximo miércoles y al mensaje que transmitan los miembros de la Fed para ver si convalidan o no lo que el mercado con su accionar ha empezado a comunicar".

Agustin Honig, Managing Director de AdCap, coincide con los demás analistas y resalta que en esta ocasión, la corrección generalizada de activos de riesgo fue gatillada por la aceleración de la suba de la tasa del US Treasury a 10 años desde fines de enero, especialmente luego de que la Fed subiera su perspectiva de la inflación y el componente salarial del reporte de empleo registró un incremento mayor a lo esperado.

"Más allá de que el carácter abrupto de la corrección, consecuencia de que imperaba un excesivo optimismo en el mercado, no vemos un quiebre estructural en el escenario. Más aun, nuestro análisis indica que la suba de la tasa de 10 años, debería tender a moderarse en torno a los niveles actuales cerca de 3%. En caso de que efectivamente estemos próximos a una estabilización en la tasa de 10 años en USA, estaríamos frente a una oportunidad de compra de bonos soberanos argentinos de la parte media y larga de la curva, similar a la que se generó allá por agosto de 2017".

Para el Managing Director de AdCap, la sobre-reacción de los activos argentinos ante la corrección generalizada de activos de riesgo a nivel global, abre una oportunidad de compra en la parte media y larga de la curva soberana en dólares de Argentina.

"Los activos argentinos continúan presentando un mayor grado de sensibilidad a cambios en el escenario global (alto beta) que sus pares de la región, debido en buena medida a que el proceso de normalización macroeconómica todavía está a mitad de camino. Esto ha llevado que el spread soberano frente a Brasil se ubique en el máximo en el último año, superando el máximo anterior que se había alcanzado a principios de agosto, justo antes de las PASO, cuando todavía se le asignaba una probabilidad significativa a un triunfo de CFK en la Provincia de Buenos Aires que complicara las perspectivas para la segunda mitad del Gobierno de Macri."

Finalmente, en un informe firmado por Juan Jose Vázquez, del departamento de Research de Cohen enviado a sus clientes hacen un balance desde comienzo de año sobre los activos locales y destacan que nuestros activos de renta fija en moneda extranjera empezaron a sufrir a comienzos de año, luego del cambio de metas inflacionarias y la emisión de u$s 9.000 millones en títulos públicos.

Desde los mínimos del US10Y en 2,04% en septiembre pasado, los bonos llegaron a comprimir sus spreads hasta llegar a los 351 puntos a comienzos de año con el DICY rindiendo 6%.

Desde allí, la 10Y subió 45 puntos mientras que nuestro bono lo hizo en 112 puntos, llevando el spread hasta los 426 puntos ante una percepción de los inversores que la política gradual ejecutada por el gobierno podría tener problemas de financiamiento".

Sin embargo, desde el departamento de Research de Cohen entienden que hay razones para ser optimistas.

"Los bonos largos rinden tasas similares a los existentes antes de las PASO (con la incertidumbre de lo que podría llegar a pasar con el programa de reformas y el futuro político del oficialismo), el gobierno ya obtuvo más del 40% del financiamiento necesario para este 2018, y brokers internacionales comienzan a recomendar tramo largo argentino en dólares y volver al carry trade pesos".

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar