15 de Noviembre de 2018

Cómo queda el carry trade con el dólar arriba de 20 pesos

Valora este artículo
(0 votos)

La divisa alcanzó un nuevo récord histórico ante la volatilidad internacional y el apetito por dolarizar portafolios de inversión.

Mientras tanto, especialistas desalientan el carry trade de corto, pero no lo descartan para un período más largo, señala Luz de Sousa Quintas.

El nerviosismo y la incertidumbre internacional volvieron a decir presente en la jornada de hoy e impulsaron al dólar, que trepó 27 centavos y cerró a $19,97 para la venta en el mercado mayorista, y a $20,21 en el minorista según el promedio del Banco Central.

Así, la moneda estadounidense alcanzó un nuevo récord histórico de la mano de una fuerte demanda que reflejó el apetito por dolarizar portafolios de inversión, mientras el atractivo del carry trade se desvanece.

“Hoy el tipo de cambio está presionado principalmente por un factor externo, es mucha la volatilidad en los mercados internacionales, sobre todo en Wall Street. Eso le está imprimiendo más aversión al riesgo por parte de los inversores y el desarme de algunas posiciones en mercados emergentes, incluido la Argentina”, indicó Diego Martínez Burzaco, director de MB Inversiones.

“De todas formas, hay que tener en perspectiva que el poder de fuego que tiene el Gobierno o el Banco Central para manejar el tipo de cambio es bastante fuerte, pero obviamente también mientras no haya un impacto demasiado agresivo en la inflación, cosa que ya es bastante improbable en estos niveles de tipo de cambio”, añadió.

El dólar, a la par de la inflación

Amilcar Collante, economista de Cesur, señaló que en 2018, a diferencia de lo que pasó en 2017, “vamos a ver un dólar más en sintonía con la inflación”. “Dicho esto, tenemos meses de inflación por encima de 2% para enero y febrero”, alertó.

En tanto, desde Portfolio Personal, resaltaron que el dólar “entrará en una etapa de estabilización en los próximos meses, de la mano de una oferta que arrancará a ganar fortaleza por la liquidación agropecuaria y las nuevas emisiones de deuda”.

“Proyectamos un dólar a fin de año entre 22-22.3 –levemente por encima del REM-, significando una devaluación en el año de entre 17-18%”, dijo Pablo Castagna, director en Portfolio Personal.

¿El fin del carry trade?

Luego de años en que las estrategias de carry trade resultaran muy rentables, la abrupta suba del dólar en lo que va del año modificó el escenario para los inversores.

“Está muy claro ahora que al hacer un carry trade de corto plazo, sobre todo en colocaciones en Lebac cortas o en algún otro instrumento en pesos corto, la probabilidad de que no salga bien es mucho más alta. Cualquier movimiento alcista en el tipo de cambio termina de comerte toda la renta en pesos que podrías tener en ese período de tiempo”, explicó Martínez Burzaco.

“Diría que las posiciones de carry trade son más bien para profesionales, para gente que está muy bien en el mercado ahora y que puede hedgearse a tiempo”, advirtió.

Por su parte, Castagna consideró: “Es verdad que en el primer mes del año el carry trade tuvo un rendimiento negativo debido al salto en el tipo de cambio, pero ya hemos visto situaciones similares durante el 2017. Aquí apuntamos a que la estrategia de carry trade es una estrategia de mediano/largo plazo, y por lo tanto se debe utilizar un periodo más largo para evaluar su performance”.

“Creemos que la tasa de interés en pesos le terminará ganando al ritmo devaluatorio en el 2018, como así también, a la inflación. No obstante, consideramos que esta estrategia debe considerarse como parte de un portfolio donde existan colocaciones en dólares (Letes, bonos soberanos y provinciales) con rendimientos de entre 3%y 7% anuales en u$s y hasta un 20% de dicho portfolio en acciones”, resaltó.

Por otro lado, Collante destacó que mirando las tasas de interés en el mercado secundario se observa una baja de 50 puntos básicos respecto de tasa de política monetaria anterior (26,75%), por lo que "ahí vuelve a buscar un nuevo equilibrio el juego dólar-tasa".

El escenario para los pequeños inversores

Para el inversor más pequeño, Martínez Burzaco indicó que ante la última suba que registraron los bonos en dólares, hay un “costo de oportunidad muy grande” para hacer carry trade.

“Hoy un bono de corto plazo, como el Bonar 2024 ya te rinde arriba de 5% en dólares, entonces vender los dólares para hacer carry trade esperando que cuando termine la inversión en pesos uno pueda recomprar los dólares y haber ganado el interés netamente en moneda estadunidense sin que se haya movido el tipo de cambio es difícil, casi improbable”, afirmó.

“El costo de oportunidad es alto porque aquel que tiene dólares por ahí prefiere invertir en este bono corto que tiene 5% de tasa anual, sin riesgo de variación de tipo de cambio. Y es una tasa bastante respetable. El carry de corto plazo se complica bastante, sobre todo para un inversor minorista por el costo de oportunidad”, añadió.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar