18 de Noviembre de 2018

El portafolio para otro año de carry trade

Valora este artículo
(0 votos)

Para los analistas de Schroders, un dato clave para generar proyecciones hacia delante será el flujo de capitales hacia los mercados emergentes en general.

En un nuevo año, los inversores se preparan para posicionar sus portafolios de cara a lo que puede llegar a ser un 2018 con importantes movimientos de las variables económicas, tanto locales como internacionales.

En este contexto, será clave la distribución de los activos dentro de las carteras, destaca Julián Yosovitch en una nota para cronista.com.

Para ello Mariano Fiorito, Fund Manager de Schroders, recomienda: "el posicionamiento de instrumentos que apunten a estrategias de carry trade, siendo esta estrategia la estrella en 2018. A su vez, consideramos que aún hay espacio para comprimir spreads y para que las acciones sigan subiendo. El flujo a emergentes es una variable clave y colabora para que este proceso continúe el futuro".

Mientras el país continúa suscitando gran interés en inversores de todo el mundo, Pablo Albina, Country Head de Schroders Argentina se encuentra visitando clientes institucionales en Asia y Europa, con el objetivo de mostrar y explicar distintas alternativas disponibles para inversores globales en el mercado argentino.

Schroders es un administrador de inversiones internacional con más de 200 años de trayectoria y más de $577.000 millones de dólares de activos bajo administración.

En la Argentina está presente desde 1932 con su oficina de representación y desde 1994 realizando inversiones en fondos comunes.

Las personas físicas acceden a los productos de Schroders a través de colocadores integrales habilitados a tal efecto por la CNV. Hoy en día es una de las mayores administradoras independientes del país.

Fiorito señaló: "para este 2018 destacamos tres temas que serán variables a tener en cuenta en los mercados financieros: el primero es el escenario económico y financiero actual que da paso a un contexto de reflación de los activos financieros, donde un crecimiento más fuerte y una mayor inflación reemplacen la combinación favorable histórica del mercado de baja inflación y crecimiento robusto visto en 2017".

"En una segunda instancia vemos un final de programas de estímulos de bancos centrales y fin de programas de expansión cuantitativa, en el cual se destaca la próxima retirada de liquidez global. Finalmente vemos un retorno del riesgo político, en el cual habrá mayor atención a las elecciones de medio término de los EE.UU. que pueden devolver a Washington un potencial estancamiento", dijo.

Haciendo un repaso de lo ocurrido en el mundo financiero en 2017, desde Schroders destacan que las acciones a nivel global, medido por el índice MSCI World, fueron clase de activos de mejor rendimiento (+ 23.1%) en el año pasado.

"Si se mira la distribución de rentabilidades de acciones y bonos a lo largo de la historia, vemos que el S&P500 proporcionó un fuerte retorno por encima del promedio, mientras que los rendimientos del bono del Tesoro de Estados Unidos permanecieron en territorio positivo el 2017, indicó el especialista.

Y añadió: "Si bien los principales índices accionarios han mostrado rendimientos positivos tanto en moneda local como en términos en dólares vemos que el activo estrella ha sido el MSCI Emerging Markets (EM), índice. Este índice proporcionó uno de los mayores retornos usando ambas métricas, es decir, una ganancia del 31% en moneda local y del 37% en dólares".

Por otro lado, desde la compañía resaltan que la debilidad del dólar a nivel global colaboró con los mercados emergentes a obtener mejores retornos en moneda local, generando buenas estrategias de carry-trade. En particular con la deuda de mercados emergentes, se destaca que fue un buen año para dicho segmento.

En cuanto al mercado local, Fiorito señala que "para este año esperamos un crecimiento de la economía Argentina del 3%, número correspondiente a la expansión prevista por el Presupuesto 2018. A su vez notamos que la leve mejora del tipo de cambio podría influir en el desarrollo de las economías regionales".

"Esperamos una devaluación del tipo de cambio en 2018 del orden del 17%, alcanzando niveles de $21,76 por dólar y una tasa de política monetaria del 23,9%, permitiendo alcanzar tasas reales del orden del 5%. Finalmente, nuestra inflación esperada ronda el 18% anual", esgrimió.

Respecto de la deuda local, y contemplando el escenario internacional, el Fund Manager de Schroders destaca que entendemos que la compresión de spread argentino es supuesta con mayor debilidad ya que con suba de tasas del bono del tesoro americano a 10 años de 25 puntos básicos, y algo más de expansión de mercados emergentes, deja poco margen de compresión adicional.

En este sentido, pensamos que podríamos ver un movimiento en el tramo largo curva colar de entre 50 y 75 puntos básicos de compresión para este año. Justamente, el tramo largo de la curva es donde mayor espacio de compresión aún permanece en la curva local".

A su vez, Fiorito señala que un dato clave para generar proyecciones hacia delante de los activos financieros y de la situación macro-financiera local será el flujo de capitales hacia los mercados emergentes en general.

"Este flujo ha estado creciendo en forma persistente desde comienzo de 2016 a la fecha y se ubica actualmente en el nivel más alto de los últimos años, con una tendencia claramente alcista que idealmente permite entender que el mismo se mantendrá en los próximos meses y años. Este es un factor clave para los emergentes y para Argentina en particular y que creemos que Argentina se beneficiará de dicho flujo de capitales internacionales", dijo.

Mariano Fiorito, Fund Manager de Schroders recomienda un posicionamiento del 50% al fondo Schroders Argentina: "Es un fondo de retorno absoluto en renta fija que busca captar las oportunidades en el mercado. según la coyuntura de cada momento. El fondo puede invertir en bonos soberanos en pesos, dólares, corporativos y provinciales en pesos y dólares. Además, se trata de un fondo que estuvo entre los líderes en 2017 dentro de su categoría".

Por otro lado, "ubicaría un 20% a Schroders Renta Variable, que es un fondo de acciones argentinas, que tiene como índice de referencia el Merval Argentina. En los últimos años el fondo ha demostrado consistencia en cuanto a la capacidad de superar su benchmark".

Finalmente, Fiorito desataca que "ubicaría otro 20% de la cartera en Schroders Retorno Total Dos, un fondo para los que busquen invertir en instrumentos en pesos, combinado con un fondo denominado en u$s, que es el Schroders Retorno Total Dos".

"Por último, el 10% final lo posicionaría en Schroder Renta Plus, un fondo de renta fija con liquidación en 24 horas que tiene como objetivo maximizar el rendimiento mediante la inversión en instrumentos denominados en pesos de corta duración, concluyó.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar