20 de Noviembre de 2018

Banner Principal 01 - Matias Perazzo

Esperan una brecha menor entre el precio del dólar y su valor técnico

Valora este artículo
(0 votos)

Creen que, a medida que se eliminen las Lebac, irán convergiendo entre 33 y 35 pesos.

Apuntan que con la devaluación reciente, el tipo de cambio está volviendo a la “zona de confort” de la economía real, señala Julián Yosovitch en una nota para cronista.com.

Los eventos de índole internacional, así como las vulnerabilidades internas de la Argentina, enmarcaron el contexto de volatilidad cambiaria que caracterizó los últimos días.

Nuevamente, la suba del dólar toma el centro de la escena y las dudas acerca de su evolución en los próximos meses cobran relevancia. Los analistas de Dracma tomaron una serie de indicadores relacionados con el tipo de cambio para analizar la situación actual y el futuro de la divisa.

“Un primer indicador a observar es el valor técnico del dólar, comúnmente conocido como 'dólar de convertibilidad'. La versión clásica de esta medida consiste en dividir la base monetaria por las reservas internacionales que posee el Banco Central. Lo anterior puede entenderse como el valor que debería alcanzar el dólar para que las reservas garanticen la totalidad de pesos en circulación”, describen.

Desde Dracma señalan en su informe que “bajo esta relación, se observa que hacia finales de 2010, las reservas internacionales no sólo generaban respaldo a la totalidad de la base monetaria sino que también existía un excedente que permitía que el tipo de cambio nominal se encuentre por encima de su valor técnico. A comienzos del año 2012, la fuga de capitales y la fuerte emisión del BCRA generaron que el tipo de cambio técnico acelere su tasa de depreciación, ampliándose cada vez más la brecha con respecto al valor oficial de la divisa. De esta manera, las reservas internacionales dejaron de respaldar el 100% de la base monetaria”.

Además, desde la compañía apuntan en su informe que, “con la reciente depreciación del tipo de cambio y las últimas noticias que aseguran la eliminación del stock total Lebac hacia diciembre de este año, se presume que la brecha entre ambos valores tenderá a disminuir a medida que pase el tiempo, equilibrándose entre $33 y $35”.

Con lo anterior, este indicador puede entenderse como un ejercicio teórico para medir el respaldo del circulante en términos de moneda dura y es un dato que sigue siendo consultado por los inversores para intentar acercarse a un valor razonable de la divisa.

Sobre este punto, un informe elaborado por los analistas del banco de inversión internacional, Morgan Stanley, detalla los países que mejor cobertura presentan en cuanto al tamaño de sus reservas sobre la necesidad de capitales y ubica a la Argentina entre los tres países más vulnerables junto con Turquia y Ucrania.

Otro indicador que destaca el informe de Dracma es el índice de competitividad externa. Los analistas sostienen que, además del punto de vista monetario, no es correcto considerar la paridad cambiaria sin tener en cuenta su efecto en la competitividad externa.

“Esta perspectiva de largo plazo -señalan- tiene en cuenta dos factores que juegan un rol fundamental en la economía: los términos de intercambio y el tipo de cambio real multilateral, entendiendo este último como el precio relativo de los bienes y servicios de nuestra economía respecto a nuestros principales socios comerciales. Mantener una combinación equilibrada de ambos es crucial para que el país cuente con una posición favorable con respecto a sus socios comerciales”.

NOTAS RELACIONADAS:

Avanza con la emisión de Letes por 100 mil millones de pesos

Los mercados internacionales "le dijeron basta" a la Argentina

Durante la mayor parte de 2017, el índice se ubicó por debajo del margen de la competitividad, evidenciando un atraso cambiario, al igual que sucedió en 2015. Por lo tanto, era esperable una recomposición del tipo de cambio, que actúa como variable de ajuste, de modo que el índice retorne a los niveles de confort de la economía real.

Desde Dracma agregan: “Si bien la economía aún está transitando un proceso de ajuste, el avance es considerable ya que, según el indicador de competitividad externa, al tipo de cambio promedio actual ($ 27,86) nos encontramos en el nivel promedio de los últimos años (148)”.

Por último, los analistas de la compañía destacan que, si se toma en consideración el tipo de cambio mayorista del 15 de agosto, $30,01, el valor del índice alcanza 159,5, ubicándose dentro del margen de confort de competitividad.

“De hecho, en el corto plazo el precio del dólar podría subir a $33 (en línea con lo esperado teniendo en cuenta en valor técnico de la divisa) y seguiría ubicado dentro de la banda que asegure un nivel de competitividad acorde a los últimos años”.

En conversaciones con mesas de dinero de bancos ubicados en Nueva York, los operadores del mercado entienden que la evolución del tipo de cambio en argentina no podrá desprenderse de las vulnerabilidades y amenazas internacionales.

“Vemos un desarme de posiciones de emergentes a nivel general ya que ven riesgos considerables en países vulnerables. La Argentina esta dentro de dicho combo", comenta en off un operador de una mesa de dinero con sede en Estados Unidos.

"Además, -agrega- la liquidez se ha secado en las últimas semanas producto de que Wall Street se encuentra en temporada baja y sumado a que, ante escenarios de estrés, la liquidez tienen a bajar, golpeando aún mas a los activos y generando aun mayor volatilidad tanto en los bonos y acciones, así como en las monedas de los países”.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar