10 de Diciembre de 2018

Banner Principal 01 - Matias Perazzo

Los intereses que generan las Leliq podrían traspasar los $400.000 millones

Valora este artículo
(0 votos)

El creciente stock de Letras de Liquidez se traduce en mayores costos para el BCRA, aún cuando logró bajar 10 puntos la tasa.

La entidad los aspira con nuevas Leliq, detalla Melina Manfredi en una nota para cronista.com.

Las Letras de Liquidez tomaron protagonismo en el nuevo esquema de política monetaria del Banco Central (BCRA) porque fijan la tasa de referencia que, a la vez, representa el precio del dinero en el esquema de seguimiento de la base monetaria.

Sin embargo, esa tasa se traduce en un costo que la autoridad monetaria debe afrontar.

Desde que empezó el esquema de Sandleris, hace un mes y medio, la tasa que pagan las Leliq llegó a 74% a 7 días y luego fue recortando su rendimiento hasta cerrar en 62,21% el último viernes.

Esa tasa genera un costo que el BCRA tiene que absorber, ya sea con nueva emisión de Leliq o inyectando pesos en la economía. Esto último, a priori, atenta contra el objetivo de crecimiento nulo de la base monetaria.

Juan Paolicchi, analista de Eco Go, hizo un ejercicio teórico para ver cuánto podría costarle al BCRA la emisión de Leliq. En su hipótesis, el stock de Leliq se mantiene sin cambios desde el nivel de septiembre y devenga intereses a una tasa decreciente (que va del 70% al 45% hacia fines de junio de 2019).

"En este sentido, los intereses que se deberían pagar en concepto de Leliq serían $464.505 millones. Digo deberían pagar porque absorbe los intereses con una mayor colocación de letras para evitar emitir base monetaria (aunque en diciembre y junio tiene cierto margen)", explicó Paolicchi.

Es cierto que los intereses se vuelven a absorber mediante nuevas emisiones de Leliq. Sin embargo, en diciembre y en junio la meta de crecimiento nulo de la base monetaria se relaja un 6% por factores estacionales. En esos casos, un eventual desarme de Leliq podría contribuir a inyectar pesos, a la vez que baja la cantidad de pasivos remunerados del BCRA.

El stock de Leliq llegó la semana pasada a $676.030 millones; muy lejos de los $1,3 billones que supieron sumar las Lebac. Pese a ello, Paolicchi planteó que el punto de partida es muy diferente al que tuvieron las Lebac en 2016 y descartó una "bola de nieve".

NOTAS RELACIONADAS:

El dólar terminó la semana con un alza de 62 centavos

El Banco Central sobrecumplió la meta de circulante

"No estaríamos frente a una bola de Leliq porque partimos de un piso muy bajo en comparación con las Lebac. Por otro lado, el problema que había con las Lebac era que había dos factores de expansión monetaria que hoy ya no están. Por un lado, la compra de divisas al Tesoro que engrosaba las reservas y que debía ser esterilizada para no emitir. Por otra parte, el financiamiento directo al fisco, que en el acuerdo con el FMI se llevó a 0. Todo eso favorece para que no haya una dinámica explosiva como sí había con las Lebac", indicó.

Por su parte, el economista de Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño, hizo una proyección del stock de Leliq hasta el primer trimestre de 2019. Allí, supuso que efectivamente desaparece el stock de Lebac y que el BCRA exige a las Leliq para lograr cumplir el objetivo de crecimiento cero de la base monetaria.

Bajo la hipótesis de Caamaño, el stock de Leliq podría tocar en enero un mínimo de 60,65% en relación a la base monetaria y volvería a subir a 69,09% hacia fin de marzo.

"El supuesto es que la tasa llega a 60% nominal anual la semana que viene y se sostiene ahí hasta el próximo REM. A partir de ahí vuelve a bajar para cerrar 2018 en 55% y marzo de 2019 en 40%. Es clave el espacio que les da la estacionalidad en diciembre porque les permite manejar el desarme de lebac y reducir algo de Leliq. Esto último, a la vez, genera una caída la relación stock versus base monetaria ese mes", explicó.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar