15 de Noviembre de 2018

Cómo será el bono de fin de año y cuándo se pagará

Valora este artículo
(0 votos)

El plus será obligatorio y se pagará en dos tramos de 2500 pesos con los sueldos de noviembre y enero.

Alcanzará a todos los trabajadores del sector privado estén o no bajo convenio, remarcan Elizabeth Peger y Natalia Donato en una nota para cronista.com.

Solo se podrán pactar condiciones diferentes en el marco de las paritarias sectoriales.

El pago del bono de fin de año de $5000 tendrá carácter obligatorio y será general para la totalidad de los trabajadores del sector privado, se encuentren o no bajo convenio colectivo de actividad, según lo establece el texto del decreto de necesidad y urgencia (DNU) acordado hoy entre el Gobierno, los empresarios y la CGT.

Los puntos centrales del DNU, que será firmado en las próximas horas por el presidente Mauricio Macri y publicado en el Boletín Oficial, son los siguientes:

Será obligatorio: debe ser abonado por todos los empleadores a su personal sin excepción. El esquema es similar al que implementó la gestión de Eduardo Duhalde en julio de 2002, a partir del cual se dispuso el pago de un suplemento de $200 en dos tramos de $100 cada uno.

Será generalizado para todos los trabajadores del sector privado de la economía cualquiera sea su condición y nivel salarial (también alcanzará a los empleados en puestos jerárquicos o gerenciales) y se encuentren o no encuadrados bajo un convenio colectivo de actividad.

Tendrá un piso de $5000 y se abonará en dos veces con los sueldos de noviembre y de enero de 2019. Por acuerdo de partes, el bono podrá superar los $5000.

Remuneratividad: el suplemento será no remunerativo hasta un monto de $5000. Pero en el caso de aquellos sectores que paguen a su personal un bono de mayor monto, deberán abonar las correspondientes cargas sociales por toda cifra que supere los $5000.

Excepciones: el DNU dispone que toda excepción, condición especial o diferente respecto a los términos generales del bono solo podrá establecerse por un acuerdo específico entre “las partes signatarias del respectivo convenio de actividad”, es decir la paritaria sectorial.

Solo mediante un acuerdo entre la representación empresaria y sindical de la actividad podrán fijarse excepciones, como por ejemplo una mayor cantidad de cuotas para efectuar el pago del bono, o la posibilidad de que pueda ser absorbido o considerado como un pago a cuenta de los aumentos salariales que se convengan en paritarias.

El suplemento no alcanza a los trabajadores del sector público. Tanto la administración pública nacional como las autoridades provinciales o municipales deberán encarar negociaciones por separado para eventualmente abonar un bono.

NOTAS RELACIONADAS:

Para compensar el poder adquisitivo perdido, bono de fin de año debería ser de $75 mil

El Gobierno pide a las empresas que avisen por anticipado las cesantías

El en el caso de los estatales nacionales ya está en marcha un proceso de discusión entre funcionarios de Modernización y Trabajo con el sindicato de UPCN para convenir los términos de una gratificación adicional de fin de año.

Tampoco están incluidos en el decreto el personal del servicio doméstico y los trabajadores rurales, por formar parte de regímenes laborales especiales. En ambas actividades el pago del bono ya está evalúandose, aunque sería por un monto inferior a los $5000.

El Gobierno justifica en el decreto la obligatoriedad del bono en la situación de “emergencia” que atraviesan los trabajadores por el deterioro de sus salarios producto de la inflación y en la necesidad de recomponer sus ingresos para reactivar el consumo y la actividad económica.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar