27 de Abril de 2018

Banner Principal 01 - Matias Perazzo

Critican la estrategia oficial para frenar la inflación

Valora este artículo
(0 votos)

Según el economista José María Fanelli, el Gobierno nacional es "demasiado optimista" en cuanto a la suba del costo de vida, lo que le genera "inconsistencias en la política fiscal y monetaria".

En una entrevista con Martín Kanenguiser para lanacion.com.ar, el experto en macroeconomía de la UBA y de San Andrés manifestó que hay que evitar que se atrase el dólar con más productividad.

El investigador del Conicet, de 64 años, afirmó que el sendero que tiene el Gobierno para solucionar los problemas económicos actuales es el "gradualismo con honestidad".

Consultado sobre cuáles son los problemas cíclicos de la economía argentina advirtió que "el problema es político: se piensa a la Argentina en forma equivocada".

"Este es el momento de pensar que debemos crecer por productividad. Gastamos como si tuviéramos un crédito que no existe, salvo en la primera etapa de Néstor y Cristina Kirchner, cuando hubo un shock importante en los precios internacionales de las materias primas", manifestó.

Consignó además que "la clase política actual no se da por enterada de que en 2012 exportábamos por US$ 80.000 millones y que actualmente no llegamos a US$ 60.000 millones".

"Hay que cambiar las instituciones, más allá de lo que haga este Gobierno, pero, sobre todo, la gobernanza. El problema del país es el alto nivel de corrupción", manifestó Fanelli.

Analizó que "primero debe cambiar la política, tanto en el gobierno como en la oposición, para que el endeudamiento sirva para mejorar la inversión en productividad y no para veranear en el exterior".

"Por ese motivo no estoy en contra del gradualismo. Al contrario, creo que es el único camino que queda: gradualismo con honestidad. El gobierno anterior cometió todo tipo de errores y solo dejó un activo: el bajo nivel de endeudamiento. Y este camino tiene una sola solución: mejorar el tipo de cambio", ilustró el especialista.

Fanelli remarcó que "en este esquema de endeudamiento, colocar un tipo de cambio atrasado es una fórmula que en el pasado ya fracasó en la Argentina".

"El Gobierno es demasiado optimista sobre el fenómeno de la inflación y eso le genera inconsistencias entre la política fiscal y la monetaria. Dicho eso, creo que está yendo por el camino correcto al priorizar el arreglo de las tarifas y del tipo de cambio", añadió.

También señaló que "el Banco Central hace todo lo que puede. Este gobierno comete errores, pero no los niega y ese es un activo enorme. Por ejemplo, para bajar la inflación no hace un ajuste salvaje, y si yo estuviera en el Gobierno haría lo mismo. Por este camino paga costos, pero es la mejor opción".

En otro tramo precisó que "en el corto plazo hay inconsistencia entre la tasa de inflación que se busca, y que es muy difícil de lograr, y el gradualismo".

"Pero si se mira el largo plazo, y el Gobierno logra sacarse de encima los subsidios a las tarifas, será un gran paso adelante. Si baja el déficit fiscal, habrá menos inconsistencia entre ambas políticas", subrayó.

Por su parte, opinó que "la alta formación de activos en el exterior, que se debe a la alta inflación del país, a su vez, impide que haya un sistema financiero local fuerte".

"Otra vez, para solucionarlo, aparece la desprolijidad: como el Gobierno no pudo bajar la inflación, lanzó los créditos UVA. No creo que sea el mejor sistema, pero al menos es una forma de canalizar el ahorro interno de los argentinos", concluyó.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar