25 de Marzo de 2019

Interna dentro del Gobierno sobre un bono para la industria metalúrgica

Valora este artículo
(0 votos)

El régimen de incentivo a la producción de bienes de capital venció el 31 de diciembre. Hasta ahora no hubo prórroga.

En la Secretaría de Industria proponen que el bono fijo se reduzca de 12% a 8% y que el resto se cobre contra inversiones en I+D.

El Ministerio de Hacienda insiste con el alto costo fiscal, remarca Natalia Donato en una nota para cronista.com.

En momentos de fuertes restricciones fiscales, pero al mismo tiempo necesidad de sostener la actividad productiva, son cada vez más frecuentes los tironeos dentro del Gabinete.

El 31 de diciembre venció el régimen de incentivo a la fabricación de bienes de capital y hasta ahora no hubo prórroga. Desde el Ministerio de Producción vienen trabajando desde los últimos meses en modificaciones al esquema de fomento y aseguran que se estaría oficializando en las próximas semanas.

Sin embargo, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, puja por eliminarlo. De lo que nadie duda es de que las empresas metalúrgicas ya no cobrarán un bono equivalente al 12% de su facturación.

Este tema fue debatido semanas atrás, cuando se reunió la mesa metalúrgica en la cartera productiva. En esa oportunidad, los industriales remarcaron la necesidad de continuar con el régimen de incentivo, que les permite bajar los precios, mejorar las ventas y sostener el empleo en el actual contexto recesivo.

El objetivo de los empresarios es que el bono -que había sido creado en 2001, cuando el ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, había reducido a 0% el derecho de importación de bienes de capital- se reduzca lo menos posible.

La última versión que estaban barajando en la secretaría de Industria es que el beneficio caiga del 12% actual al 8% y que para cobrar la diferencia las empresas deban invertir en investigación y desarrollo (I+D). Pero esa es la máxima aspiración de Industria y de los empresarios; Dujovne, y hasta el propio ministro de Producción, Dante Sica, no están convencidos de eso.

El titular de Hacienda directamente quiere eliminar el bono por el costo fiscal que implica. El año pasado, se destinaron $4.142,3 millones al régimen, según lo establecido el presupuesto 2018.

Pelea interna

El secretario de Industria, Fernando Grasso, es quien más está peleando por el sostenimiento del régimen, ya que además de cumplir el rol de defensa de los sectores productivos, conoce muy de cerca la actividad metalúrgica. Durante varios años fue el economista jefe de la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra).

La propuesta que el funcionario le elevó a Sica consiste en que la reducción del monto fijo sea gradual hasta que, en algún momento, todo el bono se cobre a cambio de inversiones.

NOTAS RELACIONADAS:

La utilización de la capacidad instalada bajó a más de 63%

Desde la UIA afirman que se vive “una situación peor que en el 2001”

Una de las objeciones que había planteado el ministro al régimen es que son pocas las empresas las que cobran el beneficio, y que últimamente ni siquiera era auditado.

Para contrarrestar esta afirmación, Adimra asegura que el 72,5% de los bonos solicitados y gestionados a través de la ventanilla de la cámara corresponden a empresas PYMES de menos de 100 ocupados, "todas ellas con participaciones inferiores al 2% en el beneficio total asignado, lo que refleja una clara atomización y llegada a este grupo de firmas".

"Se está discutiendo qué pretendemos del bono y cuáles son las posibilidades del Gobierno. Lo que sabemos es que habría una parte fija, que será menor que la actual, y que para el resto deberemos mostrar inversiones en investigación y desarrollo. Pero no está claro qué se consideraría I+D", señaló una fuente del sector. El empresario agregó que "hay un criterio economicista y se perdió la esencia del bono".

"Lo que el Gobierno no evalúa bien es que esto tiene un beneficio fiscal que es el mantenimiento de las fuentes de trabajo", enfatizó el metalúrgico.

Innovadores

Con respecto a la inversión en I+D, desde Adimra habían asegurado a este diario meses atrás que "sólo 24% de las empresas del sector es considerada innovadora y otro 27%, potencialmente innovadora".

"Es acotado lo que una empresa puede invertir en I + D porque no estás permanentemente trayendo tecnología nueva", había planteado el vicepresidente 3º de Adimra, Sergio Vacca, oportunamente.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar