20 de Junio de 2018

Para reducir el gasto público, revisan beneficios para sectores de la indumentaria

Valora este artículo
(0 votos)

En Casa Rosada preparan un decreto que sólo mantendrá parte de las medidas del proyecto de ley.

Ante la decisión del Gobierno de ajustar el gasto y así mostrarle al FMI que está haciendo los deberes, cada medida es revisada con lujo de detalles. Y las que benefician al sector productivo no son la excepción.

Muchas están en pleno análisis, pero otras que ya parecían un hecho quedaron abortadas, señala Natalia Donato en una nota para cronista.com.

Es el caso del Proyecto de Ley de Formalización Laboral para los sectores de calzado y confección, que el Ministerio de Producción viene trabajando con la industria desde hace más de un año (fue anunciado en público en abril de 2017 con la presencia de los ministros de Producción, Francisco Cabrera; de Trabajo, Jorge Triaca; y de Hacienda, Nicolás Dujovne) y que ahora quedó anulado.

Esta decisión fue comunicada a los representantes del sector en reuniones mantenidas en los últimos días, precisaron fuentes industriales.

Convocó al rubro del calzado el subsecretario de Políticas de Desarrollo Productivo, Ezequiel Tacsir; y a los referentes de la Cámara de la Indumentaria los recibió el secretario de Transformación Productiva, Lucio Castro. Ambos le plantearon que por la situación actual la iniciativa quedaba abortada, pero que a cambio saldría un decreto con una parte de los beneficios contemplados originalmente.

El proyecto de ley preveía eximir de las cargas patronales hasta el Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) hoy es $9500, pero en julio ascenderá a $10.000 e impulsar un blanqueo laboral con la respectiva condonación de las deudas previsionales para las empresas que tienen trabajadores sin registrar.

Además, para los aportes pagados por encima del SMVM contemplaba la concesión al sector de un bono fiscal que podía ser usado para el pago de impuestos. Ahora sólo saldría por decreto la reducción gradual de los aportes patronales en línea con lo que estipula la reforma impositiva sancionada en diciembre pasado.

Según el borrador de decreto, al salario se le restarán $12.000 y sobre la nueva base imponible se pagarán los aportes. Pero en lugar del 17% actual, aumentaría al 19,5% y comenzaría a regir el 1º de julio, según trascendió.

NOTAS RELACIONADAS:

Las ventas minoristas cayeron casi un 5 por ciento en mayo

Importaciones de ropa crecieron 94% en abril

"Tacsir nos invitó con el sindicato para hablar del sector y nos confirmó que el proyecto de ley no iba a salir, pero que se estaba modificando por un decreto con uno de los beneficios. Necesitan motivarnos con algo. No se cobra una boleta de zapatos y ya hay algunas señales de incobrabilidad", aseguró el presidente de la Cámara Argentina de Calzado (CAC), Alberto Sellaro.

Desde el sector de indumentaria se mostraron bastante molestos con la decisión y hasta dudaron de que salga el decreto mencionado. Los empresarios y sindicalistas de ambos sectores se reunieron muchas veces con el Gobierno para pulir el proyecto de ley durante todo 2017, por lo que abortar la iniciativa es considerada como una "falta de respeto", enfatizó un industrial.

El alto costo fiscal que tendría la iniciativa original fue moderando la toma de una decisión. La baja de aportes patronales hasta el viernes era un hecho, pero en el contexto actual de revisión total de los gastos nadie en el Gobierno aseguran nada. Como ésa, se encuentran varias medidas que desde Producción se estaban analizando para beneficiar al sector productivo.

"Hasta ahora mirábamos el costo fiscal, pero hoy más que nunca estamos mirando los números muy finos y analizando bien el efecto neto de cada medida", precisaron fuentes oficiales.

Otra de las medidas que está en revisión es la baja del impuesto a la cerveza, que el Gobierno le viene prometiendo a la industria desde hace algunos meses. El tributo interno había subido en diciembre pasado del 8% al 14%, pero circula por los despachos oficiales un decreto que lo vuelve a reducir al 10%, tras los reclamos del sector y las advertencias por la caída de la actividad.

De todos modos, hasta el mismo sector duda de que esta promesa pueda convertirse en realidad. "Si la industria tiene que trasladar el impacto total del tributo y la inflación la industria va a caer. El sector creció 10% en 2017 y en abril y mayo, apenas un 2%", dijo un empresario de la industria.

También están mirando con lupa los números para tomar medidas en materia de financiamiento (ya se eliminaron a fin de 2017 la línea productiva del BCRA y el subsidio de tasa) y aumento de reintegros a la exportación para varios sectores.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar