18 de Febrero de 2018

El blockchain suma aplicaciones en la economía real

Valora este artículo
(0 votos)

Un 3 de enero de 2009 se produjo un evento sísmico en la historia financiera global: nació oficialmente el bitcoin, la primera moneda digital descentralizada.

Desde entonces, su historia estuvo marcada por la euforia y el escepticismo, resaltan Esteban Lafuente y Andrés Krom en una nota para lanacion.com.ar.

Fanáticos e inversores especulativos llevaron su precio de meros centavos a cifras astronómicas y los popes del establishment financiero resistieron ferozmente su adopción, sobre todo desde los organismos regulatorios de todo el mundo.

Sin embargo, había un punto de contacto entre los extremistas a uno y otro lado de esta discusión: el potencial disruptor de blockchain, el libro contable en el que se asientan las transacciones realizadas con criptomonedas como bitcoin.

"En (el Foro Económico Mundial de) Davos tuve contactos con los jefes de varios bancos centrales. Ellos no quieren al bitcoin integrado a la economía real. Es necesario separarlo de los desarrollos de blockchain. Podría convertirse en una herramienta muy eficiente si dejamos de verla como una parte intrínseca del bitcoin", ejemplifica Hans-Paul Bürkner, presidente de la consultora Boston Consulting Group (BCG).

A grandes rasgos, el blockchain es una base de datos distribuida, segura y de código abierto, donde pueden almacenarse e intercambiarse todo tipo de valores (desde fotografías, música y arte, hasta dinero y acciones, entre otros) sin la necesidad de intermediarios.

Los bloques se vinculan entre sí mediante criptografía y contienen datos de la transacción que no pueden ser alterados de forma retroactiva sin el aval de la mayoría de los nodos de la red. Su invención corresponde al mismo Satoshi Nakamoto al que se atribuye la creación del protocolo bitcoin.

"Es un conjunto de bloques que se almacenan en nodos que conforman la red. Es más fácil colaborar que corromper, porque para cambiar la base necesitás el 51% del poder de cómputo de toda la red, y eso implica un nivel de datacenters inimaginable", detalla Agustín Scigliano, líder de Adtomic, la unidad de Performance de Young & Rubicam en Argentina.

El libro de silicio

"Describimos a blockchain como un protocolo de confianza, debido a que es descentralizado, seguro e inmutable; la confianza está integrada en la red", señala Don Tapscott, quien fundó junto a su hijo Alex el Blockchain Research Institute, en Canadá.

"Piensen en cualquier situación donde exista un tercero para generar confianza y blockchain tiene la capacidad de disrumpirlo seriamente. También cambiará la forma en que administramos las empresas y los gobiernos", añade.

Existen blockchains públicas, como las que utilizan bitcoin y ether, aunque también han comenzado a aparecer versiones privadas, desplegadas por empresas de distintos verticales.

"Hasta ahora lo que se vio fue la aplicación inicial, las criptomonedas, aunque eso es solo la punta del iceberg de lo que esto puede ofrecer a entidades financieras, legales y gobiernos", dice el emprendedor Federico Ast.

"Blockchain va a permitir transferir valor a través de Internet de una forma que antes no se podía hacer, sin intermediarios que validen las transacciones", sentencia el experto argentino, que se graduó en Economía y Filosofía en la UBA y concretó su doctorado en Dirección de Empresas en el IAE Business School.

Diego Gutiérrez Zaldívar, presidente de la Fundación Bitcoin Argentina, coincide en que, hasta ahora, solo se ha visto el inicio del fenómeno. "Por primera vez en la historia tenemos un mecanismo para atesorar y transferir valor sin el control de un ente central", dice.

"El día de mañana nos permitirá tener estatutos de empresas programados en esta tecnología o procesos de gobierno que funcionan de manera automática, asegurados en una red descentralizada sin que puedan ser manipulados o corrompidos", agrega.

Si bien en algunos casos se trata de pruebas piloto o de procesos experimentales, alrededor del mundo ya existen casos de aplicación de la tecnología blockchain en procesos o actividades económicas que van más allá de las operaciones con criptomonedas.

Sectores como la logística, la alimentación, los seguros, el área legal y hasta la gestión de información en el sector público son algunos de los que están empleando la tecnología y que, según los analistas, podrían capitalizar mejor las oportunidades de la plataforma en el mediano plazo.

"Todo su crecimiento tiene que ver con poder mejorar procesos o agilizar puntos de fricción en diferentes gestiones que se demoran o generan más burocracia de lo necesario", plantea María Munaro, líder de Blockchain en IBM Argentina, y destaca que la gestión descentralizada del repositorio de información allí almacenado permite la colaboración y acceso ágil por parte de diferentes actores.

A nivel global, la empresa conformó un joint venture con el gigante de transporte y logística Maersk para desarrollar tecnología de gestión de datos a nivel global y permitir el trackeo de cada cargamento.

"La solución conecta en un único soporte información de envíos o transacciones del puerto de Rotterdam, Houston o Newark, para que todas las partes intervinientes tengan la misma visión del recorrido de las carga", explica Munaro.

Y añade: "Es un único documento soporte, que no necesariamente llega para reemplazar el sistema que cada empresa pueda tener, en el que cada parte puede ver o acceder y nadie puede acusar al otro de no tenerlo".

A su vez, junto a Walmart y el retailer chino JD.com, IBM implementó una iniciativa que utiliza blockchain para almacenar información de toda la cadena productiva de alimentos (desde los productores hasta la logística, los distribuidores y la disposición en las tiendas) para facilitar el tracking de cada cargamento.

De esa manera, lograron reducir la demora en procesos de identificación del historial de los productos de días a unos pocos segundos.

En la minería, mientras tanto, un caso reciente es el de la firma De Beers, especializada en la comercialización de diamantes, recurrió a la tecnología blockchain para llevar el historial de cada una de sus gemas, desde su extracción hasta cada venta entre consumidores, a fin de agilizar el control y consolidar la transparencia sobre el destino y el comercio de las joyas.

La dinámica se replica en la industria de seguros, con firmas como Mapfre, que ya exploran la tecnología para integrar los smart contracts que se apoyan en esta plataforma a su esquema de servicios, o en los servicios financieros, que además de encontrar nuevas alternativas en materia de registros de operaciones, promete facilitar el acceso a capital por fuera de la banca tradicional, mediante la gestión de criptomonedas.

"Una transferencia internacional hoy, al tener que ir a un ente centralizado, tarda entre 12 y 48 horas. En blockchain demora minutos. Es una herramienta más rápida y más económica", describe Nicolás Kaplun, director de Accenture Argentina.

El carácter descentralizado de la plataforma, además, fue un atributo que aprovecharon startups para desafiar a compañías estrellas de la economía colaborativa, como Uber o Airbnb.

"En Internet abundan las empresas que son intermediarios que son patrones, conectan actores y se quedan con una comisión muy grande en relación al valor que aportan. Blockchain permite cambiar esa lógica vieja del modelo de Silicon Valley al modelo distribuido, en el que cada usuario que aporta recibe una recompensa por su trabajo", analiza Ast. Steemit, una red social que premia a sus participantes por crear o curar contenidos y utiliza una criptomoneda (steem) como elemento de pago, o Arcade City, una plataforma de viajes de autos basada en ethereum que conecta choferes con usuarios, son algunas de las decenas de herramientas que buscan sacudir el reinado de los jóvenes gigantes.

Si bien aún es acotado, ya existen en diferentes partes del mundo iniciativas que aplican blockchain en el sector público. El año pasado, el gobierno de Georgia recurrió a esta tecnología para el registro y la validación de operaciones de compra y venta de tierras y propiedades.

En la Argentina, a su vez, el Ministerio de Modernización implementó el sistema para almacenar los registros contables de las nuevas sociedades por acciones simplificadas (SAS) o los registros públicos de las gestiones virtuales comprendidas bajo la iniciativa Trámites a Distancia.

Los más devotos de esta tecnología, a su vez, proyectan en un futuro el desembarco de blockchain en los procesos electorales, que hoy en grandes partes del mundo encuentran al papel y la urna como elementos indispensables.

La propuesta, que podría incluirse dentro de las ideas que apelan al "solucionismo tecnológico" descripto por el analista bielorruso Evgeny Morozov (quien advierte sobre las problemáticas sociopolíticas de la innovación tecnológica), propone reemplazar al sistema actual por software de código abierto basado en blockchain.

Uno de los desarrollos está encabezado por los argentinos Santiago Siri y Pia Mancini, creadores de la Fundación Democracy Earth junto a Virgile Deville y Herb Stephens.

Instalados el Silicon Valley, están trabajando desde 2016 en el desarrollo de una plataforma que promete ser "secreta e incorruptible" y habilitaría a los ciudadanos a votar para elegir representantes, delegar o revocar mandatos, mediante una aplicación denominada Sovereign, que funciona sobre la red de ethereum.

La "burbuja"

Casi como en una parodia, un conjunto de compañías de industrias muy diversas ha visto crecer hasta tres veces el valor de sus acciones simplemente por asociarse al término blockchain.

Por ejemplo, el fabricante de bebidas estadounidense Long Island Iced Tea experimentó una suba mayor a 200% en el valor de sus acciones al anunciar que cambiaría su nombre a Long Blockchain Corp. como parte de un viraje en su enfoque corporativo principal "hacia la exploración e inversión en oportunidades que aprovechan los beneficios de la tecnología blockchain".

En el caso de Chanticleer Holdings, dueña de algunas franquicias de comida rápida como Hooters y Little Big Burger, entre otras, el valor de la acción trepó 50% cuando lanzó un programa de recompensas sobre un blockchain de la firma Mobivity Mind que emplea una criptomoneda propia ( merit) que los clientes pueden canjear por alimentos.

Para la fintech norteamericana Net Element el alza fue del 300% luego de revelar el lanzamiento de una nueva unidad de negocios especializada en la tecnología de blockchain, mientras que la compañía fantasma británica Stapleton Capital, que todavía no reportó ingreso alguno, duplicó su valor al renombrarse Blockchain Worldwide.

Con todo, a pesar de que la tecnología blockchain se acerca a los 10 años de vida, todavía no existen avances notables en términos de despliegue.

"Definitivamente existe una brecha de conocimiento entre los ejecutivos que determinan la estrategia blockchain de una compañía y los empleados capaces de ejecutarla", asevera Don Tapscott, del Blockchain Research Institute.

"La mayoría de los ejecutivos simplemente no entiende lo suficiente sobre el tema para guiar sobre cómo se debe usar para transformar sus modelos de negocios", añadió, señalando que "aquellos que tienen una sólida comprensión de la tecnología, generalmente no están trabajando en posiciones que les permitan establecer la estrategia."

En este contexto, el primer paso para organizaciones o empresas exige un diagnóstico sobre el flujo de trabajo y los objetivos a alcanzar, a fin de analizar las ventajas o las oportunidades que podrían capitalizarse ante la eventual aplicación de soluciones basadas en blockchain.

"Es una tecnología de moda, entonces muchos quieren implementarla como sea. Pero que haya procesos en una empresa no significa que haya una necesidad real de usarla. Es un punto a tener en cuenta. Es importante que si se utiliza blockchain esté generando verdaderamente un valor", concluye Murano.

El mismo escenario comprende al sector público. "El expertise en blockchain es bajo y eso te demora la implementación", asegura Ast, y añade con respecto a la situación local: "El Gobierno argentino lo tiene muy en agenda porque me han invitado más de una vez a dar charlas a funcionarios públicos. Hay una percepción de que esto puede ayudar a que la administración sea más eficiente y transparente. Es necesario probarla y eso demora un tiempo".

Palabra de expertos

Hans-Paul Bürkner, presidente de BCG

"Blockchain puede convertirse en una herramienta muy eficiente si se dejade ver asociadoa bitcoin"

Federico Ast, emprendedor

"La plataforma permite transferir valor sin intermediarios que validen las transacciones"

Don Tapscott, fundador de Blockchain Research Institute

"Definimos a blockchain como un protocolo de confianza, debido a que es descentralizado, seguro e inmutable"

En números

Datos que ilustran un potencial en los negocios

19.870 Dólares

Es el valor máximo que alcanzó el bitcoin, la más conocida entre las monedas que operan en blockchain. Para los analistas, sin embargo, el potencial de la herramienta no se limita a la gestión de pagos.

51% Seguridad

Los expertos destacan la seguridad de los datos gestionados en blockchain, en tanto que es necesario contar con la mayoría del poder de cómputo de la red para poder modificar la información allí almacenada.

200% ¿Burbuja?

Cuando el fabricante de bebidas Long Island Iced Tea cambió su enfoque corporativo y sumó la palabra blockchain a su nombre (cambió su denominación a Long Blockchain Corp.), su valor bursátil se triplicó.

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar