19 de Agosto de 2018

Empleadores recurren al streaming para la educación corporativa

Valora este artículo
(0 votos)

Las empresas "startup" ofrecen cursos online con técnicas de "ludificación" y otras alternativas a la educación formal en aulas y escuelas de negocios.

Emmanuel Le Bouille tenía un problema de capacitación. El director del programa de salud de Groupe Auchan, un grupo minorista internacional, tuvo que implementar un curso de bienestar global para 260.000 miembros del personal, todos los empleados de la compañía en 12 países.

"Si hubiéramos intentado hacer esto mediante el enfoque tradicional del aula, nos habría tomado al menos cuatro años", dice.

Así que Le Bouille recurrió a una empresa "startup" suiza llamada Coorpacademy, la cual brindó la capacitación mediante una aplicación que los empleados descargaron en sus teléfonos inteligentes. En el plazo de tres meses, más de la mitad de la fuerza laboral había completado el curso.

"No fue perfecto", dice Le Bouille. Por ejemplo, el minorista no pudo conseguir que la aplicación basada en Android funcionara para el personal en China debido a que Beijing prohíbe las aplicaciones de Google y Google Play. No obstante, se declara un converso a la capacitación en línea, señalando que la opción digital costó u$s 2,30 por empleado, una décima parte de lo que Auchan habría pagado por la capacitación en las aulas.

Las empresas "startup" tecnológicas, como Coorpacademy, están intentando ingresar al sector de la educación corporativa global, dominado por las escuelas de negocios y que este año se estima tiene un valor de u$s 362.000 millones, según los analistas de Training Industry Research.

Los nuevos participantes ofrecen alternativas llamativas y, a menudo, están orientadas hacia los trabajadores más jóvenes. Pero todavía les queda un largo camino por recorrer.

La empresa de investigación tecnológica Gartner estima que para 2022, un 25% de todos los trabajadores utilizarán al menos una aplicación de recursos humanos para el desarrollo. Pero la educación empresarial en línea está fragmentada, según Helen Poitevin, directora de investigación de Gartner. Dice que esto significa que las escuelas de negocios y otros proveedores de clases en aulas probablemente dominarán el mercado en el futuro previsible.

Sin embargo, Jean-Marc Tassetto, quien dejó el cargo de director nacional de Google Francia para cofundar Coorpacademy, tiene grandes ambiciones para su negocio, el cual ha estado cotizando durante cinco años y ha recaudado u$s 15,5 millones en capital privado. "Vamos a ser el Netflix del mercado de aprendizaje corporativo", dice.

Al igual que el servicio de transmisión de televisión, Coorpacademy cobra una suscripción por el acceso abierto a sus 800.000 paquetes de enseñanza, disponibles en 19 idiomas para que puedan ser compartidos ampliamente en toda la geografía corporativa. Incluso hay un elemento de "ludificación". Los cursos están disponibles en "modo de batalla", lo cual estimula a los usuarios a competir por tiempos de finalización más rápidos y puntajes más altos en las pruebas.

Edenred, un proveedor francés de beneficios para empleados, es uno de los suscriptores. Según Catherine Dardelet, directora de recursos humanos de Edenred para el desarrollo de talentos, el sistema permite que más empleados que antes tengan acceso a la capacitación.

Coorpacademy ofrece un servicio adicional para sus clientes, el cual les permite obtener ingresos de la plataforma mediante la reventa de su capacitación personalizada a otros usuarios. Los ingresos de esta "fábrica de contenido" se reparten equitativamente entre el cliente y Coorpacademy.

NOTAS RELACIONADAS:

Las grandes tecnológicas sufren, pero crecen

Cuál es la mejor manera de digitalizar la banca argentina

Por ejemplo, L'Oreal ha puesto su curso de ventas de siete pasos en la plataforma Coorpacademy. "Querían capacitar a un millón de personas vinculadas con L'Oreal, incluyendo revendedores y peluqueros", dice Tassetto. "Les dijimos, ¿por qué no abrirlo en todo el mundo?".

Otro proveedor es Skillsoft, adquirido por Charterhouse Capital Partners en 2014 por aproximadamente u$s 2000 millones. Ofrece cursos de 30 idiomas y se enfoca en los sectores de la salud, los servicios financieros, la manufactura y los productos farmacéuticos.

SmartUp, con sede en Londres y con un respaldo de u$s 5,5 millones de fondos de capital riesgo, es otro de los proveedores. Al igual que Coorpacademy, SmartUp ofrece su capacitación a través de una aplicación y utiliza el aprendizaje entre pares, mediante el cual los empleados pueden probarse contra otros usuarios.

SmartUp se enfoca en grandes compañías, entre las que se incluyen Aviva, Visa y LVMH, las cuales necesitan capacitar rápidamente a un gran número de empleados. Cada uno de los clientes de SmartUp tiene un despliegue promedio de 1400 usuarios, y la compañía tiene 36.000 usuarios pagos cada mes.

Fuente: Jonathan Moules / Financial Times

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar