12 de Diciembre de 2017

Empresas se “maquillan” para seducir a los inquietos millennials

Valora este artículo
(0 votos)

Cuáles son las claves para contratar y retener dentro de la compañía a la generación Y, que hacia el año 2025 representará el 75 por ciento de la fuerza laboral. Una pista: la clave no es tecnológica.

En la escena laboral y al interior del mundo de los emprendimientos es usual encontrar diversos análisis de examinan los desafíos que afrontan los millennials, la generación que nació en los ochentas y que pronto será una abrumadora mayoría de la fuerza laboral. Estadísticas señalan que hacia el año 2025 tres cuartos de los trabajadores del mundo serán millennials.

Pero más allá de los retos a los cuales se enfrenta este grupo, a esta altura verdaderos clichés, ¿cuáles son los desafíos para las empresas, considerando las singulares características de estos trabajadores?

De acuerdo a un informe elaborado por la empresa californiana Eventbrite, que ofrece una plataforma de venta de entradas para muestras, clases y grandes eventos, gradualmente las empresas comienzan a considerar el alcance de la mencionada estadística y así ponen en marcha una serie de esfuerzos para seducirlos y retenerlos.

El primer paso para hacerlo es comprender las particularidades de esta generación en su rol de trabajador, y una de las señas más evidentes del millennial es la inquietud.

En el mencionado informe aseguran que la generación Y considera impensable el recorrido laboral de la generación anterior, sus padres. Ya no conciben pasar décadas en una misma empresa, y menos aún hacer una misma tarea durante años.

Las siguientes son, al menos siguiendo a este estudio, algunas de las preguntas que los millennials se hacen en relación a su vida laboral: ¿por qué estoy haciendo este trabajo?, ¿debería seguir trabajando aquí?

Así, más allá de toda promesa de estabilidad, antigüedad laboral, aguinaldos y vacaciones pagas; esta generación parece privilegiar otros aspectos como la realización personal, la consecución del deseo y el crecimiento laboral. En este punto, aseguran que el millennial escapa a las “compañías elefante” en las cuales la movilidad es casi nula o compleja.

Para adecuarse a las características de la generación Y, seducirlos y retenerlos, las empresas comienzan a comprender el nuevo panorama o, al menos, intentar hacerlo. Esto, más allá de emular las oficinas tipo Google, con mesas de ping pong y zonas de relax, o los trabajos por objetivo (otros elementos que ya son cliché).

“Cuando se seleccionan personas para un puesto de trabajo hay que olvidarnos de hacerlo por habilidades técnicas: éstas se enseñan y al mismo tiempo cambiar en forma constante. Hay que buscar gente que tengo los valores de la empresa, que comparta la cultura”, dice al respecto Juan Pablo Cerva Fris, ejecutivo en la mencionada Eventbrite.

Además las compañías deben poner sobre la mesa una serie de señas que distinguen al millennial, en vista a que en muchos casos ellos parecen establecer sus condiciones por sobre las que hasta ahora ha impuesto el mercado. Por un lado, se trata de una generación acostumbrada al trabajo colaborativo y conectado, que rompe paradigmas y desafían los límites en forma constante.

Otro valor es la creatividad. Los expertos del área señalan que los millennials necesitan desafíos casi constantes en este orden, sin conformarse en tareas repetitivas y monótonas.

Las empresas también deben comenzar a comprender que muchos trabajadores de esta generación impulsan sus propios proyectos y que en tanto no todos se muestran dispuestos a largas jornadas laborales que bloquean el crecimiento en otras áreas. Y que muchos desean simplemente reunir dinero para viajar.

En este orden, Cerva Fris concluye que las personas son en las empresas la verdadera ventaja competitiva. “A mayor sofisticación tecnológica, mayor importancia adquieren las personas. ¿Por qué esta tendencia? Porque si bien somos dependientes de la tecnología, cada vez en mayor grado, las mismas aparecen y desaparecen y lo único que permanece es el ser humano”.

El foco es interesante. En la era más tecnológica de la que tengamos noticia, la clave para seducir a la generación más tecnológica de la que tengamos noticia sería hacer foco en sus necesidades y deseos. Acaso de esta forma las empresas puedan retener al inquieto millennial: preguntándole cuáles son sus expectativas más que sus herramientas.

Fuente: DonWeb.com 

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar