20 de Noviembre de 2018

Las grandes tecnológicas sufren, pero crecen

Valora este artículo
(0 votos)

Las Faangs han muerto; larga vida a las Faangs. La última temporada de resultados de los reyes de la tecnología estadounidenses -Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google de Alphabet- se caracterizó por los altibajos. Los variados pronósticos fueron recibidos por reacciones del mercado totalmente contradictorias.

Las caídas de las acciones después de la decepción que generaron Netflix, Facebook y el más pequeño Twitter, dejaron el índice Fang+ de compañías tecnológicas casi 10% abajo con respecto a su máximo de junio pese a los sólidos resultados de Apple.

Para el mercado en general y la economía, esto es importante. Las Faangs representan cerca de una octava parte del valor total del índice S&P500 pero, según Bespoke Investment, aportaron la mitad del crecimiento del mercado este año. Durante meses la operación más popular entre los administradores de carteras fue invertir en ellas, lo que obligó a los fondos pasivos a hacer lo mismo mientras subían su ponderación en el índice.

Que el crecimiento del mercado dependa tanto de un angosto segmento no es nada saludable; la participación de la tecnología en el índice es ahora la más elevada desde el auge de las puntocom. Pero en esa época había demasiadas compañías endebles y sin ganancias que alcanzaban valuaciones muy infladas impulsadas por la esperanza.

Los líderes tecnológicos de hoy tienen modelos viables y ganancias reales. Incluso Netflix, lejos la más chica de las Faangs, registró una ganancia neta de u$s 1000 milllón con ingresos que llegaron a los u$s 14.000 millones en los últimos cuatro trimestres.

Sin embargo, esta ronda de resultados recalcó importantes diferencias en los modelos de negocios. El mercado necesita diferenciar más entre compañías que durante mucho tiempo se las vio como un grupo uniforme. Combinado con el potencial giro de ser acciones de crecimiento a convertirse en acciones de valor, eso podría significar más volatilidad. Los inversores deberían haber aprendido tres lecciones en estas últimas semanas.

Primero, las Faangs son inusuales porque se convierten en titanes corporativos manteniendo al mismo tiempo tasas de crecimiento más similares a las que normalmente registran las startups. Ese nivel de expansión no se puede mantener por siempre. Pero es difícil manejar las expectativas a la baja. Las compañías de alto crecimiento son castigadas cuando decepcionan.

Segundo, está justificado el temor a que el negocio principal esté madurando. Google aún depende demasiado de la publicidad vinculada a las búsquedas (70% de los ingresos) y Apple en los iPhones (56% este trimestre) la competencia entre los grupos tecnológicos puede achicar los márgenes.

Pero la actual evidencia señala que las actividades principales siguen siendo sólidas, si bien los líderes hacen bien en diversificar y revinventarse. La división de servicios de Apple, incluyendo su App Store y streaming de música, ahora representa una quinta parte de su negocio. La computación en la nube está abriendo nuevo crecimiento a Amazon y Microsoft.

NOTAS RELACIONADAS:

Ganancias de Apple crecieron más de 20% en 2018

Ganancias de Amazon superaron el 350% en el primer semestre

Tercero, los riesgos regulatorios crecen y es difícil ponerle un precio, pero no son directamente responsables de las últimas decepciones vinculadas con los resultados. Google durante mucho tiempo ignoró la multa antimonopólica de 4300 millones de euros que le impuso la Unión Europea.

Facebook culpó su decepcionante pronóstico no al escándalo sobre la filtración de datos a Cambridge Analytica, sino a la introducción de un nuevo formato publicitario y a un nuevo control sobre la privacidad que le otorgó a los usuarios.

Los grupos de medios sociales, en su esfuerzo por mantener el crecimiento de usuarios en medio de los temores por la seguridad de datos y las fake news, podrían enfrentar mayores problemas que otros rivales del sector.

Sin embargo, si bien la corrección tecnológica podría avanzar un poco más, la principal moraleja que dejaron los últimos resultados de las Faangs es que sus negocios siguen estando fundamentalmente en muy buen estado.

Fuente: Financial Times

Comentario en Facebook

Copyright 2012 © - Todos los derechos Reservados | Design by ideas2.com.ar